El coronavirus encuera a más de un grillo en Hidalgo

APUNTEN BIEN a todos los que en estos momentos de solidaridad no hacen más que mostrar su miserable rostro de centaveros y grillos, pues en realidad la salud de los hidalguenses les importa un pepino, ellos van por el poder.

El Covid-19, que lastima a todo el mundo y ni nuestro país ni nuestro estado son la excepción, ha tenido la virtud de mostrarnos lo mejor y lo peor de personas, grupos de poder e instituciones, en algunos casos mostrándonos a verdaderos héroes que incluso con su salud de por medio sirven a la ciudadanía, pero también se han dado casos de miserables que defienden sus ganancias económicas y rechazan las medidas de salud, privilegiando la cosecha política y de poder, y no mueven un dedo para solidarizarse con la gente.

 

LOS HÉROES

Los héroes en esta historia son médicos, enfermeras y enfermeros, personal de apoyo en los hospitales y laboratoristas, que desde su trinchera dan la batalla de manera ejemplar y profesional por la salud de todos. A ellos y a sus familias expresamos todo nuestro reconocimiento.

También al gobernador Omar Fayad, que desde antes de que se presentaran casos, junto con su gabinete diseñó una estrategia de prevención y puso en marcha medidas para enfrentar las dos vertientes del problema: salud y economía, logrando fortalecer la confianza de la población, porque se mostró a un gobierno responsable.

Fayad incluso anunció hace unos días estar contagiado del virus por estar al frente de todos los programas, por acudir a los hospitales, por escuchar a la gente. Se debe reconocer el buen trabajo del gabinete, con Omar a la cabeza, de José Luis Romo, Jessica Blancas, Lamán Carranza, Mauricio Delmar, Atilano Rodríguez, José Luis Guevara, Benjamín Rico, María de los Ángeles Eguiluz y en general todos los funcionarios que, en una expresión coloquial, han jalado parejo con el gobernador. Aunque el reconocimiento es general, no faltan los grillos que buscan con lupa por dónde lastimar esta actuación responsable, que incluso afecta ya la salud del jefe del Ejecutivo.

Se deben considerar como héroes a todas las personas, empresarios, grupos de poder, institutos políticos e iglesias que se sumaron, a pesar de afectaciones de todo tipo, a los programas para enfrentar la pandemia. Y desde luego a todas las familias que toman con seriedad el asunto y colaboran por el bienestar general quedándose en casa, de acuerdo a sus condiciones y atendiendo las indicaciones.

 

LOS ABUSIVOS Y GRILLOS

La pandemia también encuera a los grillos, vivos y abusivos, que ven en este escenario una oportunidad para mostrar su insensibilidad ante un problema de todos, pues algunos exigen sus ganancias por encima de todo, y otros intentan desvirtuar todo lo que se hace, porque piensan que pierden capital grillo y poder.

En el terreno económico hay actitudes difíciles de entender, como las de ciertos concesionarios del transporte que, enterados de la instrucción de reducir pasajeros para evitar contagios, organizan manifestaciones de sus choferes y aliados para quejarse de que pierden dinero, porque en el fondo no quieren soltar ni un peso y les exigen a los choferes cuentas completas, sin darles ellos ningún apoyo. Es decir, además de que no apoyan a sus trabajadores en nada, quieren culpar al gobierno de que no entre dinero a sus bolsas.

Esta actitud miserable los pinta de cuerpo entero y los encuera como centaveros y grillos por querer crear un problema que tiene como raíz su ambición por el dinero y su falta total de solidaridad con los hidalguenses.

Los grillos quieren llevar agua a su molino y, como ya es costumbre, enturbian todo lo que sucede y que desde su óptica hace crecer a quien han estorbado siempre por órdenes de su jefe, de tal manera que si el gobernador informa que se contagió, quieren pruebas para creer. Desde luego, pese a la pandemia, estos grillos se mueven en busca del poder que se elegirá, seguramente con cambio de fecha, en próximas elecciones.

Se sabe de todo el grillerío que se traen en casi todos los partidos, pero sobre todo en Morena, donde el Grupo Universidad busca nuevamente, como en la elección pasada, meterle el diente a las candidaturas dejando a los dueños legítimos “nomás milando”. El caso de los 13 diputados chapulines es otra muestra de la voracidad por el poder y de la burla hacia el electorado.

Otro tema es la falta -por lo menos visible- de solidaridad en hechos de entes favorecidos por el estado, como el Grupo Pachuca, los grandes empresarios de Hidalgo y los poderosos políticos, que se hacen los sordos al problema.

Desde luego, no faltan los reclamos de organizaciones que por muchos años acaparaban grandes cantidades de dinero con el pretexto de luchar por los pobres, hasta que AMLO les levantó la canasta y ahora buscan reaparecer exigiendo apoyo para los desprotegidos que tienen por clientes.

De esta manera, el virus logra que caigan muchas caretas y se vean los rostros reales de muchos personajes y organizaciones, de políticos y de lobos con piel de oveja. Milagros del Covid-19.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon