Elvis, el rey

Baz Luhrmann aborda la historia del cantante desde la perspectiva del coronel Parker.

Uno de los estrenos más interesantes de la temporada es Elvis, de Baz Luhrmann.

El llamado rey del rock estelarizó 31 películas, la mayoría bastante olvidables, y mereció cintas biográficas como la de John Carpenter, con Kurt Russell en el papel principal, a fines de los setenta.

El director australiano de Romeo y Julieta y Moulin Rouge se ha destacado recientemente por cintas espectaculares como Australia y El gran Gatsby. 

Había ciertas dudas con la interpretación de Austin Butler, quien participó en programas televisivos como I Carly y Hannah Montana; sin embargo, el californiano saca adelante su papel, manteniendo un tete a tete con Tom Hanks, quien interpreta al abusivo coronel Parker, capaz de explotar al cantante y quedarse con la mitad de sus ganancias, para mantener su vicio del juego.

El guion de Sam Bromell y Craig Pearce está contado desde la perspectiva del coronel, que trata de justificar sus acciones, pero lo cierto es que Elvis es una víctima inocente de su ambición y se convierte en una especie de títere del dirigente, que lo mantiene casi en calidad de esclavo musical, respondiendo a gustos comerciales y convirtiéndolo en una mercancía juvenil, para finalmente venderlo como un mero espectáculo de Las Vegas, alejado de sus raíces que lo habían convertido en el rey del rock.

Elvis resulta ser, pues, un buen filme que servirá para que las nuevas generaciones descubran esta leyenda musical, fallecida hace 45 años, cuando apenas tenía 42.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon