¿En dónde entregas?

Varias mujeres se dedican al comercio informal en redes sociales, ofrecen desde colchas hasta pasteles. En internet se les conoce como las “nenis”.

Cuando las redes sociales viralizan un mote, las cosas se ponen insoportables. Desde hace unos meses ha surgido una nueva palabra para denominar a las miles de mujeres que se dedican al comercio informal y venden sus productos a través de las redes. 

El sobrenombre: neni. Así como suena. Esa palabra es la utilizada para nombrar a este sector y se ha popularizado las últimas semanas porque, aquello que inició como una burla, ha cobrado un sentido disruptivo para muchas mujeres. 

Mujeres vendiendo productos de manera informal han existido siempre, pero como es de esperarse en la era de las redes sociales, muchos hombres (y mujeres) comenzaron a utilizar el mote para burlarse. Algunas mujeres y grupos feministas locales se han posicionado y han tomado esta palabra para convertirla en una bandera de lucha afirmando que las mujeres que se dedican al comercio informal son un ejemplo. 

Y sí. Y no. Estas prácticas de lo informal deben analizarse desde la estructura de un sistema que ha colapsado en el contexto de la pandemia. Si bien es de celebrar que las mujeres busquen alternativas para generar ingresos, hay que poner sobre la mesa el debate del desempleo y de la romantización de la precariedad, de una cultura del esfuerzo que no sirve para mucho y que termina siendo motivo de burla en las redes sociales. 

Estas prácticas económicas no son un logro para las mujeres, pero, lo que sí puede ser un logro es que al final encuentren apoyo entre redes de mujeres dispuestas a darle la vuelta a las burlas y a la violencia disfrazada detrás de una palabra que ahora todos tienen en la boca.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO:


Right Menu Icon