En Hidalgo, mil casos de tortura por servidores públicos: Alejandro Habib

Aunque aún no es nombrado el fiscal en la materia, el procurador de Justicia expresó que los asuntos son tratados por áreas de la PGJEH.

Actualmente, en la entidad hay abiertas aproximadamente mil carpetas de investigación por casos de tortura cometida por servidores públicos, principalmente con la finalidad de que la persona declare la comisión de un delito, informó el nuevo titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), Alejandro Habib Nicolás, en una visita que realizó ayer al Congreso local.

En entrevista para medios de comunicación y luego de ser cuestionado sobre un amparo que formuló el Instituto Federal de la Defensoría ante la omisión estatal de no tener una fiscalía en la materia, como lo establece la ley desde 2017, el funcionario aceptó que si bien no ocurre dicha instalación los asuntos son manejados por dos áreas del ente que preside: Visitaduría general y Fiscalía anticorrupción.

En el primer órgano, explicó que son atendidos los delitos cometidos por servidores de la procuraduría; mientras que en el otro los mismos hechos pero por funcionarios ajenos, que en conjunto engloban la totalidad de expedientes citados arriba; sin embargo, adelantó que trabaja para dar un impulso a las pesquisas y para lo cual apuntó que debe conformarse un equipo.

Tal servirá para el desarrollo del protocolo de Estambul, que data desde 1999 producto de una iniciativa de las Organización de las Naciones Unidas (ONU) y sirve para elaborar un dictamen pericial colegiado necesario para acreditar o no el ilícito contra una persona, no obstante, refirió que en la entidad se carece del grupo disciplinario, por lo que compartió que conformó un acuerdo de capacitación.

Dicha capacitación la brindará la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCDMX) a elementos de la PGJEH, con lo que Habib Nicolás consideró que podrá haber un desahogo de los hechos asentados, de los que explicó que como no tienen prescripción algunos datan desde años atrás, por lo que el jueves sostendrá una reunión con las dos instancias para tener una estadística actual.

Sin embargo, consideró que aún falta por ver si con un solo equipo podrá darse abasto o en dado caso serían necesarios dos, para lo cual señaló que deberán pedir apoyo al Congreso local en cuanto a recursos extraordinarios para que haya un correcto funcionamiento “y se cumpla la ley”, expuso el funcionario.

 

Aún sin fiscal

Por otra parte, el procurador de Justicia añadió que hasta el momento aún no ha sido designado el fiscal antitortura luego de que fuera actualizado el reglamento del Ministerio Público (MP) y para lo cual hay un plazo de 30 días, pero pese a ello acotó que no significa un incumplimiento, ya que reiteró hay un elemento del MP que funge dicho cargo y los dos órganos mencionados arriba.

En ese sentido, indicó desconocer quién será nombrado y en cambio indicó que analizan los perfiles idóneos, pues compartió que el delito de tortura aparte de ser especial se requiere una persona específica: “No puede ser cualquiera, debe ser alguien que reciba la capacitación”, apuntó, al asentar lo fundamental que resulta poner en marcha el equipo Estambul ya que actualmente hay una dependencia a entes externos.

Al respecto, sobre si la designación la realizaba la Cámara estatal o le correspondía a él, Habib Nicolás acotó que sí es su facultad y ante ello citó el reglamento que dicta que si no estuvieran las plazas administrativas deberán denominarse a encargados para atender los casos, donde reiteró que si bien no se ha dejado de dar seguimiento sí consideró importante nombrar ya al fiscal en la materia.

 

No todo es tortura, acota

En cuanto a la situación de las carpetas por el ilícito, el procurador de Justicia explicó que la integración lleva tiempo y de ahí que no prescriban, pues, dijo, hay hechos que sucedieron hace años y hasta ahora se alegan, por eso expresó que se requiere el dictamen especializado con el protocolo Estambul, en el que describió interviene un médico, psicólogo y abogado ante diferentes tipos de hechos como psicológico o físico.

En ese sentido, al explicar que principalmente la tortura ha sido para que una persona declare en la comisión de un delito, manifestó que cuando hay otro tipo de actitudes pueden cometerse acciones distintas pero no tortura: “Por ejemplo, alguien dice nos detuvieron y nos torturaron pero no es tortura, puede ser una violación a los derechos humanos, lesiones u otros delitos, por eso existe una denominación y tratados”, concluyó.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon