Garzas celosas y envidiosas

Y vaya si se dio vuelo don Ricardín, que ACUSÓ a Fayad de mostrarse mediáticamente en respaldo a AMLO pero no en los hechos “porque los maltrata”. Sólo faltó que se echara a llorar en este espectáculo, en que lejos del tema de la reunión aprovechó para echarle tierra a Omar.
La cercanía y excelente relación del gobernador Omar Fayad con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), basada en un trabajo de hechos y logros, molestó al jefe del Grupo Garza, que se dio cuenta de su realidad en los juegos del poder: él está lejos, muy lejos de Obrador y Omar muy cerca del jefe de la nación, quien además en muchas ocasiones le ha demostrado su reconocimiento al mandatario estatal.

LA RESPUESTA ARDIDA

Esta situación provocó celos y envidia de la tribu alada, que busca destrozar la buena relación con una estrategia miserable, aunque su discurso de encono evidencie su deseo por desestabilizar al estado y la ponga en franca oposición al presidente, principalmente en lo relativo a la coordinación que debe tener con el gobernador y en la cancelación de divisiones y enfrentamientos, aparte del llamado presidencial para evitar el manejo de bolsas de dinero para fines grillos, lo que han hecho obedientes hasta el servilismo con su patrón.
Hace unas horas estos resentidos comenzaron una campaña en la voz del diputado Ricardo Baptista, quien anunció el rompimiento de un pacto de civilidad con el gobernador por intromisiones en el Congreso e intentos de fijar agenda y actitudes beligerantes, además de presionar a sus aliados, y para rematar su posicionamiento dice que no está dividido el Grupo de Morena y que es uno solo. Y para más, el enviado garza aseguró que Fayad era enemigo de la 4T.

LAMENTABLE ESPECTÁCULO

Todo esto lo afirmó el diputado en el Senado de la República, donde tuvo lugar la reunión de coordinadores parlamentarios de izquierda paraanalizar el Plan Nacional de Desarrollo.

Y vaya si se dio vuelo don Ricardín, que ACUSÓ a Fayad de mostrarse mediáticamente en respaldo a AMLO pero no en los hechos “porque los maltrata”. Sólo faltó que se echara a llorar en este espectáculo, en que lejos del tema de la reunión aprovechó para echarle tierra a Omar. Era su misil más pesado en contra del buque llamado Omar Fayad.
Buen puntacho de don Ricardo, pero absurdo, porque de todo lo que acusa al gobernador, el grupo de sosistas lo ha hecho credo y práctica desde antes de que tomara posesión.

Una y otra vez los diputados de Sosa han demostrado que para ellos el presidente no significa nada y que la 4T es un pretexto para sus abusos en dos renglones fundamentales: los ataques permanentes contra el gobernador, al que le buscan con lupa lo que consideran fallas, pese a que AMLO pidió públicamente respeto y colaboración, y los abusos con el dinero público amparados en que son mayoría, como una banda de asaltantes y no como diputados.
Esto provocó, en más de una ocasión, que desde la tribuna diputados de otros partidos los denunciaran como soldados de Sosa, y entre sus mismas filas se han desmarcado de la garza mayor, con la evidente fragmentación de los morenos en dos grupos: el de Sosa y los que sí son de Morena.

BAPTISTA, EL TITERE DE SIEMPRE

Todo indica que Baptista actúa de acuerdo a como le mueva los hilos su creador, quien en ocasiones lo exhibe como servil y sin personalidad para hacer valer su encargo y sin respeto por lo que se supone que es.
Vamos a ver cómo sigue moviendo Sosa a sus títeres en esta función que ya empieza a aburrir.Veremos si le da cobijo a los antorchistas, en una decisión que sería lamentable porque son un grupo de vivos a los que el presidente les levantó la canasta por abusivos y en el estado les pasó lo mismo con Fayad, pese a sus chantajes de marchas de miles y miles y plantones para pretender manejar el dinero como ellos digan.
Pero llama la atención que en el grupo de las garzas anuncien la ruptura del pacto de civilidad, que vayan al Senado a llorar por los abusos que sufren por parte de Fayad y que este show cómico-musical lo realice con sonajas y vestido de todos colores el incensario mayor, Ricardo Baptista, que ahora sí llegó al extremo de la obediencia al patrón con desplantes de Pirrimplín.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon