Kennedy

Hoy, 58 años después de su asesinato, John F. Kennedy sigue brillando como un gran político, demócrata y hasta salvador del mundo entero.

El tiempo vuela como las notas de las campanas en las iglesias los domingos. Así han transcurrido 58 años de ese fatídico 22 de noviembre en Dallas, Texas, donde los disparos estremecían el Ford Lincoln mientras John caía abatido en los brazos de Jackie.

Para muchos, Kennedy no solo fue un demócrata, sino también el salvador de la democracia mundial al estilo capitalista al frenar los apetitos rusos en la “crisis de los misiles”, cuando todo el mundo estuvo en vilo y a punto de extinguirse. A la postre, todos -o casi todos- conocemos la historia: los barcos rusos dieron vuelta y aquí estamos para contar la historia y recordarla.

John F. Kennedy, más allá de convertirse en el gran demócrata de la historia norteamericana, trascendió como el mito político deseable, aquel que solo pueden asumir aquellos que mueren de manera trágica, o bien, que sacrifican su vida por su nación, y a pesar de que Kennedy no hizo esto último, dado el glamour de su ascenso junto a la bella Jackie, se edificó un cuento de hadas cuyo castillo era la metáfora del éxito social en el país de las barras y las estrellas.

Frente a las vicisitudes económicas, políticas y sociales, aún se recuerda la histórica frase-arenga de Kennedy a los norteamericanos: “No preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregúntate qué puedes hacer tú por tu país”. La frase fue tan épica que Vietnam parecía otra incursión por la defensa de la democracia, pero los miles de muertos norteamericanos se encargaron de alejar el gran epitafio de la tumba de John Kennedy.

La Comisión Warren, encargada de la investigación del asesinato en Dallas, no encontró indicios y vínculos letales de Lee Harvey Oswald con otros grupos delictivos, y aunque la suspicacia viajó hasta suelo ruso, finalmente todo quedó en una bala loca y una conspiración invisible.

El asesinato aún sigue levantando polémica, pero lo cierto es que el tiempo y espacio han ido generando una leyenda política que no resiste juicio alguno, porque la verdad es intrincada y la mayoría de los actores ya pertenece al inframundo, por lo que querer encontrar una vértebra genuina de este episodio es poco menos que esperar que en su segundo periodo como presidente de Estados Unidos, Donald Trump se convierta en el Nelson Mandela del planeta.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon