La historia del buen médico

Freddie Highmore da vida al joven cirujano Shaun Murphy, quien tiene autismo y síndrome del sabio.

Luego de agotar las cintas de Walt Disney, Televisión Azteca decidió continuar con alguna serie popular, de lunes a jueves, a las 19:15 horas. La serie seleccionada es El buen doctor, un drama médico producido por Sony y ABC Studios, que ya se había exhibido en la TV de paga.

Lo curioso del asunto es que la serie está basada en un programa surcoreano.

Protagonizada por Freddie Highmore y desarrollada por David Shore y Daniel Dae Kim, la serie, que tiene ya tres temporadas y 56 episodios, narra la historia del joven cirujano Shaun Murphy, quien trabaja en el hospital San Jose St. Bonaventure. El trato con sus compañeros y los pacientes es más bien difícil, ya que el joven tiene autismo y síndrome del sabio.

El británico Highmore ha participado en películas como Charlie y la fábrica de chocolate, y protagonizó recientemente la serie Bates Motel, al lado de Vera Formiga. Completan el elenco Tamlyn Tomita, Antonia Thomas y Chuku Modu.

Ya Gregory House había dejado sentadas las bases de que, para ser un buen doctor, no se necesita ser simpático ni empático con los pacientes. No hay enredos amorosos al estilo de Anatomía según Grey o intrigas palaciegas al estilo de El residente, su contraparte en Televisa. Sin embargo, The good doctor juega la carta de la originalidad y, por ello, puede llamar la atención de los amantes de los programas médicos que siguen suspirando por ER, o los más nostálgicos, que recuerdan a los doctores Kildare y Ben Casey.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon