La historia del progenitor símil

Un papá pirata, de Humberto Hinojosa, narra las peripecias de un joven que busca reencontrarse con su padre.

El estreno nacional de la semana es Un papá pirata, una comedia de Humberto Hinojosa que originalmente se llamaba Lucha de gigantes.

De acuerdo con el guion de Yibran Asuad Antón Gonochea, en su lecho de muerte, la abuela del joven Ian (Luis de la Rosa) le revela que Jorge (Andrés Almeida) no es su verdadero padre: su padre biológico resulta ser el otrora famoso actor André (Miguel Rodarte, el inolvidable Tigre de Santa Julia), cuya carrera se fue por la borda a causa del alcohol y de haber golpeado a Adal Ramones en su programa televisivo.

André sobrevive gracias a una agencia de botargas, en la que trabajan la fiel Sara (Natasha Dupeyrón) y Vaquita (el comediante Slobotsky). Ian entra a trabajar en el lugar, con la esperanza de encontrar el momento adecuado para contarle la verdad a su padre; mientras tanto, Jorge, quien abandonó su carrera musical para educarlo, hace hasta lo imposible por que regrese a casa.

El director de Oveja negra y Camino a Marte cae en el melodrama, aunque logra uno que otro momento divertido, como en la tienda o la coreografía del América con unos pollos desplumados.

Los amantes del rock tendrán su dosis de nostalgia con canciones como Lucha de gigantes, de Nacha Pop.

Un papá pirata resulta una comedia no del todo lograda, pero que se puede ver para pasar el rato, si no se tienen muchas expectativas.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,



Right Menu Icon