La popularidad del presidente

A pesar de los constantes -y graves- errores de AMLO, su popularidad se mantiene entre 60 y 70 por ciento, mientras la oposición se queda callada gracias a la existencia de videos muy comprometedores que están en manos del presidente.

Después de buscar tres veces la presidencia de la República en el 2006, en el 2012 y ganarla finalmente en el 2018, hoy Andrés Manuel López Obrador está convertido en el personaje más querido por la gente, tanto o más de lo que en sus tiempos fue Adolfo López Mateos.

Todas las encuestas coinciden en una aceptación de entre el 60 y el 70 por ciento. Cuesta entender este dato después de analizar con frialdad cuál ha sido el actuar del gobierno federal. Ya hemos señalado que consideramos que son tres las razones para la aceptación del trabajo de AMLO: sus diarias conferencias mañaneras, la aplicación de recursos públicos en programas sociales y que, a la hora de sus discursos, invariablemente el presidente se pone del lado de los pobres, de los más desposeídos, que desafortunadamente son la mayoría de los mexicanos.

Esto último hace que la gente se sienta, por primera vez, plenamente identificada con el presidente. Y en este renglón habrá que agregar que López Obrador siempre habla de austeridad como pieza angular de su gobierno. Viajar en vuelos comerciales cuando sale de la capital del país o más allá de nuestras fronteras, se ha convertido en su bandera de humildad, de sencillez. Sabe que sentirse y actuar como pueblo es altamente redituable, pues.

Con todo y que la mayoría de sus compromisos no los ha podido cumplir, sus bonos no bajan. ¿Qué no ha cumplido? Por ejemplo, que México tenga un sistema de salud como en los países más adelantados de Europa. Compromiso que, por supuesto, está muy lejos de lograr y con la pandemia, menos.

Otro problema que preocupa a los mexicanos es la inseguridad, pues las estadísticas muestran que la tasa de homicidios es más alta que la que en igual tiempo presentaban los gobiernos de Enrique Peña Nieto y de Felipe Calderón, solo por hablar de los dos sexenios más recientes.

Tenemos claro que el gobierno federal hace un gran esfuerzo económico –cuyas consecuencias serán graves- para no incrementar el precio de la gasolina y otros combustibles, y con ello mantener o tratar de mantener a toda costa el mismo precio. Ciertamente se han dado incrementos, pero estos, a decir del gobierno, han sido menores a la inflación que hoy se vive.

Por el lado de los partidos políticos, está claro que hoy Morena –con el propio presidente al frente- marca la pauta en el rubro. El ejemplo más reciente fueron las elecciones del 5 de junio, cuando el partido oficial ganó cuatro gubernaturas más. Con ello llega a 22 entidades y las 10 restantes están repartidas en entre el PAN, el PRI y MC.

El crecimiento del Movimiento de Regeneración Nacional en nuestro país, del 2018 para acá, es increíble, por decir lo menos. Si el Revolucionario Institucional duró en el poder más de 90 años, veremos cuántos dura el actual partido-gobierno. Aquí habrá que puntualizar que hoy Morena es un solo hombre y la pregunta es natural: ¿qué será de este partido cuando AMLO se vaya a descansar a su rancho, como lo ha prometido? Sabemos que no lo va a cumplir, pero sí deberá –como todos los mortales- cumplir su ciclo en esta tierra.

Sin embargo, no es sencillo aceptar la alta popularidad de López cuando hemos vivido durante su gobierno temas tan complicados como las críticas y descalificaciones a medios de comunicación y periodistas cuando estos se atreven a cuestionar su actuación al frente de la administración pública, o cuando pide que los estudiantes dejen de ser aspiracionistas, o cuando terminó con las estancias infantiles, o cuando ordenó la cancelación del nuevo aeropuerto para la Ciudad de México en Texcoco y ordenó la construcción del ya en funcionamiento Felipe Ángeles, con todos los peros que sabemos.

Y qué podemos decir de López Obrador cuando se siente –como dijo Ricardo Rocha- como el rey de la selva al destruir millones de árboles para el paso del tren maya. O cuando se baja a saludar a la mamá del Chapo Guzmán o libera a Ovidio, su hijo. Todo esto mientras el país sigue bañado en sangre y él mantiene su errática política de abrazos, no balazos”.

La lista de desaciertos parece interminable. Claro, el señor sustenta sus decisiones en los 30 millones de mexicanos que hace cuatro años le dieron su voto. Y hoy le ha comprado su lealtad al Ejército al hacerlo dueño y administrador de obras como el propio aeropuerto. Y no le importa agredir a los médicos, ni haber terminado con el seguro popular y con los refugios para mujeres violentadas.

Y la oposición no termina de digerir la realidad. ¡Ah!, porque pez Obrador tiene calladas a las mentes más lúcidas del PRI y del PAN. ¿Por qué? Porque les tiene sus videos. Y si no, veamos lo que le pasó a Alito –el todavía líder priista-, que levantó la voz y en la persona de Layda Sansores se han difundido videos que lo han dejado casi a ras de piso.

Hoy se necesita generar una gran convocatoria desde las comunidades, desde los municipios, en los estados. En donde se pueda incluir a estudiantes, investigadores, líderes sociales y claro que también a políticos, pero dispuestos a sumarse a un gran frente ciudadano que debata y decida lo mejor para México.

Pero no dejar todo en manos de un solo hombre, porque hoy vemos de lo que un ser humano puede ser capaz en un país como el nuestro.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero… Entre nos.

 

Autor: José Guadalupe Rodríguez Cruz

*Egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y Diplomado por el Instituto de Administración Pública de Querétaro y por la Universidad Iberoamericana en Políticas Públicas. *Regidor Municipal en Tula, Secretario Municipal de Tula, Diputado local en la LVII y LIX Legislaturas en el estado de Hidalgo y Presidente Municipal Constitucional de Tula 2000-2003. *Autor del libro “Desde el Congreso Hidalguense” y coautor del libro “Tula... su Historia” *Director y fundador del periódico bisemanario “Nueva Imagen de Hidalgo”, que desde 1988 se pública en Tula, Hgo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon