Lamentablemente, derribo de árboles en Pachuca ya era inevitable, afirma especialista

Ariadna Gómez añade que Hidalgo es susceptible a la presencia del insecto descortezador debido a la riqueza vegetal que existe, especialmente en las zonas boscosas.

A raíz de darse a conocer el derribo de árboles en el Parque de los Hombres Ilustres, en las inmediaciones de la Plaza Juárez de Pachuca, la bióloga Ariadna Columba Gómez Olivera afirmó que esta acción ya era inevitable debido al avanzado estado de infección que presentaban, y por la falta de mantenimiento a los espacios verdes de la ciudad. 

“Es una situación muy grave porque (los árboles) están plagados de un insecto que provoca la muerte interna; algunos de ellos ya se encuentran muertos, solamente que se mantienen de pie, y la decisión del gobierno municipal fue derribarlos para que no fueran a causar un peligro a la población que pasa por el parque”, comentó la especialista. 

Con ello, determinó que ya no se podía hacer algo para rescatar a esta vegetación debido al avance de esta plaga, y detalló que el insecto que causó este tipo de deterioro se trata de una especie de escarabajo similar al gorgojo, y que derivado de las sequías y la mala nutrición de los árboles, estos pierden la capacidad de producir resina, lo que facilita a esta plaga que puedan entrar a la corteza. 

Este insecto descortezador, de acuerdo con la bióloga, deposita huevecillos y genera galerías al interior de los árboles, a la vez que se nutre de la savia de esta vegetación, con lo que provoca su muerte, y cuando sucede esto, se dirigen hacia otros árboles para repetir este proceso. 

Ariadna Gómez expresó que la presencia de estas plagas si se puede prevenir con la labor de las personas que se encargan del mantenimiento de los parques de la ciudad, quienes al detectar las primeras muestras de infección se debe aplicar algún tipo de solución fitosanitaria, ya sea química o de cualquier otro tipo para poder matar a este insecto. 

No obstante, determinó que en el caso del Parque de los Hombres Ilustres no se tuvo un manejo adecuado en cuanto al mantenimiento de los árboles, y que en este efecto, dijo que el personal por parte del gobierno municipal capitalino no cuenta con la experiencia para identificar si un árbol tiene una plaga o no, por lo que lo dejaron pasar hasta que se llegó a esta instancia final. 

Puntualizó que las plagas pueden acabar con los árboles en un tiempo indefinido, desde meses y hasta años, pero advirtió que lo peligroso de esta plaga es que se puede extender hacia otros puntos verdes de la ciudad, o que en su defecto, ya se encuentren en otros parques y no se les esté dando la atención adecuada. 

Ante esta situación, la bióloga mencionó que ya se solicitó al gobierno de Pachuca para que se entregue un estatus de la presencia de esta plaga en otros parques urbanos, y aunque aseguró que las autoridades están trabajando en un monitoreo de los espacios verdes, aún no hay datos oficiales que den cuenta de la situación al interior de la capital hidalguense. 

 

Hidalgo, susceptible al insecto descortezador 

Por otro lado, la especialista reportó que, de acuerdo con la información que la Comisión Nacional Forestal (Conafor) emite cada mes, el estado de Hidalgo es una de las entidades donde existen mayores afectaciones por la presencia del insecto descortezador, esto por la riqueza vegetal que se presenta en la mayor parte del territorio hidalguense. 

En ese sentido, describió que este tipo de insectos de presenta dentro de los ecosistemas de bosque mesófilo de montaña o bosques nubosos, “afortunadamente, Hidalgo es muy rico en cualquier tipo de vegetación; los bosques de Acaxochitlán y de Mineral del Monte son los más afectados que los mesófilos de montaña, que es vegetación que se encuentra en Molango o en La Misión”

“La situación es muy preocupante, pero la Conafor a nivel estatal son los encargados de hacer estas remediaciones sanitarias, de mantenimiento y supervisión de los bosques de Hidalgo, pero aquí en este caso el responsable debe ser el gobierno de Pachuca”, manifestó. 

Derivado de todo lo anterior, Gómez Olivera estableció puntos a considerar para detectar la posible presencia de plagas de insectos descortezadores, y que uno de ellos es la presencia de grúmulos de resina sobre la corteza de un árbol como síntoma inicial, y en donde precisó que la producción de resina es un mecanismo de protección contra cualquier plaga. 

Aunado a esto, dijo que también se pueden observar la copa de los árboles, el cual debe presentar un tono marrón, rojo o amarillento en las hojas en caso de presentar alguna plaga, o si las cortezas se desmoronan con facilidad, es el momento en que se debe realizar una fumigación sanitaria para eliminar la presencia de insectos.

Lo recomendable sería reportarlo (la presencia de plagas), generalmente la Conafor tiene sus remedios para eliminar a este bicho, pero es porque están capacitados para realizarlo, y la verdad la capacitación de los jardineros no es la suficiente para poder realizarlo de manera casera”, finalizó. 


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon