Los años maravillosos

Mientras el expresidente y su novia se dan la gran vida en Europa, los mexicanos hacen malabares para llegar a fin de mes.

Nada tan hermoso como el amor y estar enamorado, máxime cuando se construye en un cuento de hadas donde existe un príncipe y una princesa, palacios y juegos de amor.

Así es como vive la pareja real de Tania Ruiz y el expresidente Enrique Peña Nieto; viven un cuento de hadas en Europa donde no falta champagne, pastel, vino tinto, blanco y del otro, todo ello acompañado por carruajes de lujo de marca Ferrari o Lamborghini.

Así transcurren las horas y los días de la pareja de ensueño, entre besos y suspiros, entre risas y cariñitos; sin contratiempo ni desaguisado alguno, sin que el padre Cronos sea un impedimento u obstáculo para el romance porque haya que ir a trabajar.

Del otro lado se encuentra México, un país casi derruido para la mayoría de los mexicanos, que día con día hacen malabares para sobrevivir porque vivir no es posible, hay que chingarle y tener valor para enfrentar las estelas de la muerte de lo cotidiano; hay que tener huevos para poner huevos en la mesa de los hijos, de lo contrario el hambre y la desolación se convierten en gotas amargas.

En ese México de los lamentos, la mayor parte de sus habitantes no pueden pagar la educación de sus hijos; allí la vida no vale nada, comienza siempre llorando y así llorando se acaba.

En ese México, los citadinos toman el metro o un microbús para ir al trabajo, los menos lo hacen en su automóvil, los menos tienen automóvil y los menos tienen trabajo; viven, como diría don Octavio Paz, en el laberinto de la soledad, para ellos no hay pastel ni baile, no hay mañana.

Pero del otro lado del charco los años maravillosos se aglutinan para la pareja real; todo es felicidad y los paparazzi se desbordan tratando de tomarle la última foto a la pareja de ensueño, mientras ellos los ignoran y piden a Jaime, su chofer, que los pierda para no ser molestados en esa intimidad que pocas personas poseen en el planeta.

La vida es una tómbola, tom-tom, tómbola, pero lo cierto es que la realidad que vivimos es consecuencia de haber prohijado y permitido la desigualdad política y social desde el Estado que solo protege a una minoría que vive un cuento de hadas, mientras la mayoría se caga de hambre.

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , ,


TEXTOS RELACIONADOS:

SIGA LEYENDO:


Right Menu Icon