México, en las garras del diablo

 Cuando en Sudamérica decimos que tenemos “bronca”, o que alguien tiene “bronca”, nos referimos a que sentimos rabia o enfado con respecto a algo o alguien; es un dicho tan común como en México decir que se tiene coraje por algo.

Nunca he creído en el infierno y mucho menos en el diablo o en cosas diabólicas; es más, en una ocasión le ofrecí, en punto de las 12 de la noche, mi alma al diablo a cambio de vida, juventud y riqueza eterna, y literalmente me mandó al diablo, nunca se apareció, quizá le parecí muy poca cosa, pero el muy hijo de la chingada no tuvo ni la decencia para mandarme una nota, unas palabras o algún mensaje en donde me hiciera saber que el trato no le convenía o no le gustaba.

Pero todo lo que me sucedió quizá se debe a que yo soy un perro flaco, alguien insignificante y por ello el diablo no me quiere ni para bien ni para mal, pero el Papa es otra cosa, él es un hombre santo y, seguramente, sus palabras tienen el peso que las mías nunca tendrán, por lo que hay que hacerle caso.

 

¿Se podrá hacer un exorcismo nacional en las mañaneras? 

El Papa Francisco ha declarado que “el diablo le tiene bronca a México”, es decir, por alguna razón ese hijo de la chingada  de Mefistófeles se las está cobrando al país y ni el contrapeso evangélico de López Obrador parece ser el remedio para detener a este cabrón de mierda que lo amenaza todo, por lo que me gustaría saber si se puede hacer un exorcismo nacional desde las conferencias mañaneras para tratar de curarnos en salud mientras no ocurre un desastre mayor.

Lo que me causa dudas es por qué mierda el diablo está enojado con México, qué le ha hecho este país para que se quiera ensañar con su gente; esto es cosa maligna, pensé, pero reflexioné y creo haber encontrado la respuesta: el diablo está encabronado con México porque sus políticos son tan corruptos que han sobornado a los achichincles del averno para no pisar el inframundo, lo que apenas el pendejo del diablo se enteró, porque en el averno se habrían alterado los libros que guardan los nombres de los que ingresan a sus dominios.

 

Frente a la corrupción, Satanás es un pobre diablo

Satanás se habría dado cuenta de que ante la corrupción él es un pobre diablo y que en México existen bueyes más cabrones que el mismo diablo, que son capaces de robar, matar, violar, defraudar a su pueblo y robarles en vida el alma que tanto quiere cobrarse él, por lo que el recabrón se enojó con el país, porque en definitiva los políticos le vieron la cara de pendejo.

Consultoría Política: barra_carlos@hotmail.com

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon