Miss Universo, Miss Mitomanía

Las mujeres que desfilan no son el arquetipo de la belleza de cada pueblo; se alejan diametralmente de lo que es el común denominador de la belleza femenina.

El certamen Miss Universo, que es prácticamente una pasarela de prostitución de mercado, ha llegado a la desfachatez de utilizar máscaras sociológicas en torno al “costumbrismo” de los países que “representan” las mujeres que desfilan para vender cosméticos, ropa, perfumes y ajuares para la “belleza femenina”.

Esta mamarrachada ha llegado a tal mitomanía que ahora las concursantes usan trajes estrambóticos y mitómanos de la fantasía endogámica de sus países para hacerlos pasar como “trajes típicos o tradicionales” de la historia de cada país, al grado que la representante de México exhibió un modelito de “alebrije”, que no es un traje típico pese a que sea un signo cultural mexicano, lo cual dará paso a que pronto alguna concursante mexicana aparezca vestida de la Chimoltrufia. Lo mismo ocurrió con la representante de Argentina, que desfiló vestida de “futbolista” y debajo de la camiseta traía otra camiseta con la imagen del extinto astro Diego  Armando Maradona.

Esta estupidez evidencia la pobreza mental no solo de los organizadores del concurso, que buscan las ganancias atrás de las grandes marcas de ropa, cosméticos y perfumes, entre otras, sino también pone en claro que el concurso en realidad es una pasarela de prostitución que intenta cualquier estrategia para acceder a la venta en diversos mercados a nivel planeta, por lo que no existen escrúpulos para respetar la historia de un pueblo que también implica la vestimenta que le dio origen.

Por otro lado, salvo raras excepciones -como la de República Checa-, las mujeres que desfilan no son el arquetipo de la belleza de cada pueblo; se alejan diametralmente de lo que es el común denominador de la belleza femenina, creando con ello un estereotipo proclive al consumo y marketing, esto debido a que existen mujeres que creen que utilizando tal o cual marca de ropa, tal o cual perfume o cosmético, la belleza estereotipada de las concursantes está puesta en la mesa para ellas, cosa poco menos real que admitir que el Pipa Iguain, jugador argentino, es experto en tirar penales.

En este escenario, hoy que millones de mujeres en el planeta luchan por no ser vistas ni utilizadas como un objeto de consumo, sería más que pertinente cuestionar eventos como Miss Universo y sus versiones locales, porque no hablan de la belleza femenina, lo que exponen es un marketing degradante de la mujer.

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de Youtube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon