Otra historia de medios hermanos

El filme de Luke Greenfield emparenta a dos hombres de diferente nacionalidad, quienes deberán buscar la verdadera historia de su padre.

Las películas sobre hermanos que no se conocen no son nada nuevo y han dado lugar a divertidas comedias, como Gemelos, de Ivan Reitman, en la que el forzudo Arnold Schwarzenegger tenía como hermano al pequeño Danny de Vito. Actualmente en cartelera, Medios hermanos, de Luke Greenfield, utiliza esa receta, pero añadiéndole nacionalidades diferentes.

El guion, de Ali LeRoi y Eduardo Cisneros, narra la historia de Renato Murguía (Luis Gerardo Méndez), quien, a punto de casarse, recibe un mensaje desde Estados Unidos de su moribundo padre, Flavio (Juan Pablo Espinosa), pues este le quiere explicar por qué lo abandonó de niño.

Renato descubre que tiene un medio hermano gringo, Asher (Connor del Río), con el que deberá cruzar el país, para conocer la verdadera historia del abandono paterno, origen de los traumas del ejecutivo aeronáutico.

El director de La chica de al lado y Agentes del desorden tiene un sentido del humor bastante básico y no explota cabalmente las diferencias raciales ni ideológicas entre el mirrey y el intérprete de Eliminar al amigo 2, pues resulta evidente que trató de respetar la corrección política.

Medios hermanos es una comedia simplona y sin mucho chiste, que hubiera resultado mejor con un poco más de imaginación.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon