Pericos desplumados

A pesar de su buena base, los de Puebla fueron eliminados por los Olmecas.

Luego del cambio de mánager, de Carlos Gastélum por Gerardo Sánchez, los Pericos de Puebla lograron terminar en quinto lugar, con 31 ganados e igual número de derrotas, solamente para ser eliminados en cinco juegos, por los Olmecas de Tabasco.

El problema no fue el cambio de Chispa por Pólvora, sino la ausencia de picheo y de un cerrador confiable.

A la ofensiva, a pesar del fracaso de los importados Gorkis Hernández, Wifrin Rosario y Ángel Reyes, los emplumados formaron una batería de respeto con David Olmedo (.354, 16 cuadrangulares y 45 producidas) y el siempre cumplidor Danny Ortiz (.296, 16 y 48), bien escoltados por los nacionales Miguel Guzmán (.346), Antonio Lamas (.328) y Alberto Carreón (.317).

El equipo resintió la salida del paracorto Drew Stankiewicz y los recién llegados Alfredo Marte y Ken Barkum no fueron la solución.

En donde batalló más la escuadra poblana fue en el picheo. Solamente respondió José Valdés, con seis victorias por solamente un descalabro, pero con un alto 5.00 en carreras limpias. Al final, trajeron al cubano Jorge Socarras y a Frank Garcés, que poco pudieron hacer, pero el fallo mayor fue el cerrador: Ulises Joaquín no pudo con el paquete, ni De Paula, y D. Richardson poco pudo hacer.

Tras ganar el primer juego contra Tabasco, por 2 a 1, sucumbieron 3-1, 14-12, 8-3 y 7-4; así, pues, los poblanos cuentan con una buena base, pero les hace falta mejorar su picheo.    


ARCHIVADO EN:
, , ,



Right Menu Icon