Purga mexicana

La nueva secuela de The purge se desarrolla en la frontera mexicana, en un contexto de odio racial.

En 2013 el director James Monaco se anotó un exitazo con The purge, una cinta en la que durante 12 horas se podía cometer cualquier tipo de crimen, sin sufrir ningún castigo. De acuerdo con el planteamiento fascista, esta era una forma de purgar a la sociedad de elementos indeseables. A esta película siguieron cuatro secuelas que narraban el origen, los años de elecciones y hasta una exitosa serie televisiva.

Ha llegado a los cines otra entrega, titulada La purga por siempre, dirigida por el mexicano Everardo Gout (Días de gracia) y estelarizada por los compatriotas Ana de la Reguera y Tenoch Huerta, que de acuerdo con el guion de Monaco son Adela y Juan, un matrimonio de indocumentados que buscan una mejor vida en la Unión Americana. Ella trabaja en una cocina y él en un rancho, bajo las órdenes de Caleb (Will Patton), que apenas y logra controlar la envidia de su hijo Dylan (Josh Lucas).

Después de terminada la purga, el asunto se sale de control y fanáticos racistas quieren acabar con los migrantes y con sus patrones. Ana y Juan deberán aliarse con Dylan y su familia para tratar de encontrar resguardo ¡en la frontera mexicana!

El discurso trumpiano se muestra en su apogeo, aunque se cuida mucho la forma de llamarlo.

Gout trata de mandar un mensaje conciliador, pero se antoja poco convincente. No en balde, The purge forever ha resultado la menos exitosa de las secuelas y tal vez sea el fin de la sangrienta franquicia.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon