Ramírez Muro, inolvidable presidente

Durante su gestión, la Liga Mexicana de Beisbol llegó a incluir 20 equipos.

La semana pasada falleció, a los 93 años de edad, el Lic. Antonio Ramírez Muro, quien durante casi dos décadas presidió la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) y, en opinión de muchos, ha sido su mejor presidente.

La gestión de Ramírez Muro fue un ejemplo de constancia y trabajo, que hizo vivir a la liga sus mejores, pero también sus peores, momentos.

Abogado de profesión, Muro se incorporó a la liga con los Tigres, entonces capitalinos, en 1960, año en el que obtuvieron su segundo campeonato, y el Ing. Alejo Peralta lo propuso como presidente de la liga. A su llegada al cargo, en sustitución de Eduardo Orvañanos, la liga solamente contaba con seis equipos.

Muro creó la Liga Central y, con base en el trabajo constante y varias expansiones, en 1980 llegó a 20 escuadras, el mayor número de equipos que ha tenido la liga en sus casi 100 años de historia. Fue entonces que se produjo el cisma en la pelota profesional, con el nacimiento de la Asociación Nacional de Beisbolistas (Anabe), con lo cual los peloteros exigían mejores condiciones de trabajo. Solamente seis equipos aceptaron continuar el campeonato, que fue ganado por los Saraperos de Saltillo, considerados como los “ya merito”.

Ramírez Muro cedió su cargo en 1982 a un triunvirato encabezado por Beto Ávila, Pedro Treto Cisneros y Roberto Mansur. Entre sus logros, se cuenta la colaboración con el beisbol norteamericano y la creación del Quién es quién, el libro de récords del beisbol mexicano.

Descanse en paz este miembro del Salón de la Fama desde 1987.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon