Recorte federal, Covid-19 y huracán Grace, retos para la Sedagro

“¿Quieren que sigamos entregando pollitos y palas, o le vamos a meter un verdadero recurso importante al campo?”, preguntó el secretario.

En su comparecencia en el Congreso de la entidad, Carlos Muñiz Rodríguez, titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (Sedagro), afirmó que no está contento con los resultados de este año, debido a que las circunstancias no fueron las mejores: el recorte federal, la pandemia por Covid-19 y los efectos del huracán Grace.

Al señalamiento de la diputada Lisset Marcelino Tovar acerca de haber “arremetido en actos públicos” contra la asignación presupuestal, y la afirmación de que la Sedagro realiza entregas a través de CNC y Vanguardia Juvenil, Muñiz manifestó que la Secretaría se maneja con transparencia y, de los 2 mil 500 millones de pesos invertidos desde la federación, no ha llegado ni uno, y “tiene coraje” debido a que los recursos destinados a Hidalgo fueron entregados a Tamaulipas, Durango y Zacatecas, y tampoco recibieron nada en la entrega de fertilizantes gratuitos, que, dijo, la entidad debió adquirir para 10 mil 209 productores; asimismo, aseguró, el delegado federal no se ha presentado con ellos.

“Si no hay dinero, ¿qué entrego? Si no hay dinero, ¿qué hago? Perdón, pero cualquiera de los que están aquí sentados, pásense de este lado y siéntense del lado del secretario, y sin dinero, ¿qué harían? ¿Quieren que sigamos entregando pollitos y palas, o le vamos a meter un verdadero recurso importante al campo?”, se lamentó Muñiz y añadió que, de obtener 700 millones de pesos a “no tener un centavo”, no se puede hacer más; igualmente, afirmó que más de 200 mil hidalguenses que se dedican al campo, en el 85% del territorio, aportan 3.8% al PIB estatal, sería justo recibir más recursos.

En 2015, el apoyo federal era de 92 mil 10 millones de pesos; ahora, el presupuesto aprobado para 2022 es de 32 mil millones, dijo Carlos Muñiz y detalló que, además, el 50% se destina a gastos administrativos y a un programa de precios de garantía que no tiene impacto en la canasta básica de los mexicanos.

El desaparecido programa Concurrencia con las entidades federativas atendía a 13 mil 411 productores con equipamiento, maquinaria y paquetes tecnológicos; el Proyecto Estratégico de Seguridad Alimentaria (Pesa) se enfocaba en las localidades marginadas; el Extencionismo empleó a 461 jóvenes profesionistas e hizo posible capacitar a 15 mil 812 productores, abundó el secretario y ejemplificó la labor estatal mencionando que, con el apoyo de la Sader, de 2016 a 2018 se construyeron 28 ollas de captación pluvial; después, dijo, esto se mantuvo como un proyecto estatal, construyendo 20 obras más, desde entonces y hasta la fecha.

Los seguros catastróficos agrícola, ganadero y acuícola, informó Muñiz, apoyaban a 100 mil 205 productores, pero el presupuesto estatal disminuyó en 28 millones entre 2012 y 2022; así, aseguró, solamente alcanza para el agrícola, con lo cual hicieron frente al daño de más de 100 mil hectáreas por el huracán Grace y 2 mil por el desbordamiento del río Tula, apoyando así a 9 mil 194 productores, con 36 millones 335 mil pesos, y señaló necesidad de que Hidalgo cuente con un fondo de desastres, para operar rápidamente, en vez de esperar la declaratoria de emergencia federal.

Por efectos del Covid-19, se redujo el desplazamiento de alimentos en cadenas de abasto, además de que hubo recortes económicos, y señaló que, a pesar de eso, mediante políticas públicas, es necesario impulsar el desarrollo de alumnos de escuelas técnicas y politécnicas, y mantener los apoyos para la producción de árboles frutales, café, maguey, aves de postura, inseminación de ganado, créditos a campesinos y alianzas estratégicas con la iniciativa privada.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon