Reporta Banco Mundial incremento de inseguridad alimentaria

Es urgente que los países más vulnerables cuenten con una estrategia para inyectar dinero y así amortiguar la inseguridad alimentaria que ya vive el mundo y que se agravará durante los próximos 12 meses.

El Banco Mundial (BM) ha informado que el aumento de los precios de los alimentos supera la inflación general en ocho de cada diez países. Detalla que la inflación de los precios de los alimentos superó la inflación general en el 83% de los 166 países que tienen disponibles los datos del índice nacional de precios de los alimentos y el índice de precios general. El BM señala que, a pesar del reflujo de los precios de las materias primas agrícolas, los precios siguen sujetos a una continua presión alcista.

El organismo multilateral precisa que si bien, frente a los picos alcanzados la pasada primavera y principios del verano, los precios de los principales alimentos han retrocedido, la comunidad internacional no se ha quedado al margen, pues los precios siguen siendo altos.

El BM afirma que los altos costos de energía y fertilizantes, el mal tiempo en los principales países productores y los riesgos relacionados con la guerra en Ucrania, han impulsado al alza los precios de los alimentos; de tal forma que la mayoría de los países están experimentando aumentos interanuales de entre el 10 y el 30%. Por ejemplo, precisa el BM, en Alemania, solo el aumento de los precios de los alimentos fue de 18.7% en septiembre pasado; en Italia, de 12%; en los Países Bajos, de 12.8%; en Polonia, de 19.3% y en Francia, de 8.5% en agosto pasado.

En una nota publicada este lunes, se muestra el mapa mundial diseñado por el Banco, donde se observa a los países que sufren inflación real de los precios de los alimentos, es decir, el aumento de los precios de los alimentos menos la inflación mundial, señalados en rojo, donde la inflación pasó del 2% al 9% en términos reales; y otros países marcados en púrpura, donde los aumentos fueron de más del 9%, que predomina en el Norte de América, América del Sur, Europa, así como en zonas donde debe considerase a China, Pakistán, Irán, Turquía y un buen número de países de África.

El BM ha precisado que, en términos reales, “la inflación de los precios de los alimentos superó la inflación general en el 83.1% en 166 países donde se dispone tanto del índice de precios de los alimentos como del índice de precios general”. En este sentido, durante el mes de septiembre, el índice que mide la evolución de los precios de granos y oleaginosas del Consejo Internacional de Cereales cayó en un 1% respecto al mes de agosto.

Sin embargo, debido a la guerra en Ucrania (uno de los principales productores de trigo) los precios mundiales de exportación de trigo aumentaron 2.4% durante el mismo período. En tanto que los precios del maíz subieron 0.2% y el precio internacional promedio del arroz subió 3.1%. El Banco considera que estos aumentos on una reacción a los impuestos del 20% a la exportación de arroz y la prohibición de sus exportaciones anunciada por India. En tanto,los precios internacionales de la soya cayeron 3.1%, alcanzando su mínimo en ocho meses.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), preocupado por esta elevación de los precios de los alimentos, ha pedido una “acción multilateral urgente” y el levantamiento de las restricciones a la exportación de alimentos, debido a que desde el inicio de la guerra en Ucrania, más de 20 países han adoptado 26 medidas que prohíben la exportación de productos alimenticios y 8 países han decidido limitar sus exportaciones.

Es por esa razón que el FMI ha propuso crear un nuevo instrumento de préstamo para ayudar a los países más vulnerables ante la escasez de alimentos; mientras que, el BM se ha comprometido a proporcionar 30 mil millones de dólares antes de junio de 2023, a fin de apoyar la lucha contra la inseguridad alimentaria, fomentar la producción de fertilizantes, mejorar los sistemas alimentarios, facilitar el comercio, apoyar a los hogares y a los productores que hoy se encuentran en un estado de vulnerabilidad.

El FMI ha precisado que, en medio de esta coyuntura, el aumento del precio de las importaciones de alimentos y fertilizantes supondrá un shock de 9 mil millones de dólares en 2022 y 2023, en la balanza de pagos de al menos 48 países, principalmente en el África subsahariana; por lo que considera necesario que estos países movilicen entre 5 mil y 7 mil millones de dólares de gasto presupuestario adicional para ayudar a los hogares vulnerables, pero a pesar de ello, ha estimado que se requieren 50 mil millones de dólares adicionales para poner fin a la inseguridad alimentaria, la cual se agudizará en los próximos 12 meses.

Avatar photo

Por: José Luis Ortiz Santillán

Economista, amante de la música, la poesía y los animales. Realizó estudios de economía en la Universidad Católica de Lovaina, la Universidad Libre de Bruselas y la Universidad de Oriente de Santiago de Cuba. Se ha especializado en temas de planificación, economía internacional e integración. Desde sus estudios de licenciatura ha estado ligado a la docencia como alumno ayudante, catedrático e investigador. Participó en la revolución popular sandinista en Nicaragua, donde trabajó en el ministerio de comunicaciones y de planificación. A su regreso a México en 1995, fue asesor del Secretario de Finanzas del gobernador de Hidalgo, Jesús Murillo Karam, y en 1998, fundador del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , ,