Sigue habiendo sobrepoblación en las cárceles de Hidalgo: CDHEH

La CDHEH busca alimentos bien balanceados para los reclusos.

Sobrepoblación, cárceles que no sirven para purgar penas, falta de infraestructura para menores que viven con sus madres, insuficiente suministro de agua potable, falta de personal idóneo para cuidar personas privadas de su libertad, ineficiente separación de reclusos, entre otras, son algunas de las observaciones que realizó la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) en el Diagnóstico Penitenciario 2019.

En conferencia de prensa, Alejandro Habib Nicolás reveló que aún hay una sobrepoblación en la entidad del 19.32 por ciento, la cual ha disminuido significativamente, dado que hubo años donde se rebasaba el 80 por ciento la sobrepoblación.

Sin embargo, dicho problema debe ser atendido de manera pronta en los centros de Ixmiquilpan (105.48%), Mixquiahuala (104.44%), Tulancingo (75.71%) y Zacualtipan (76%).

Los centros que ya lograron no tener nada de sobrepoblación son: Molango, Tenango de Doria, Atotonilco el Grande, Tizayuca y el Centro de Internamiento para adolescentes.

Derivado de toda esta recopilación de información, la CDHEH realizó diversas sugerencias y propuestas para mejorar las condiciones de la Población Privada de su Libertad (PPL).

  1. Proceder al cierre de las Cárceles Distritales de Zacualtipán, Atotonilco el Grande y Tizayuca, porque no son de reinserción social.
  2. Se brinden alimentos balanceados, higiénicos, en buen estado, de sabor y aspecto agradable, en cantidad suficiente.
  3. Proporcionar un suministro suficiente, salubre, aceptable y permanente de agua para el consumo y cuidado personal de las personas privadas de la libertad.
  4. Que el personal de las instituciones de reclusión cuente con el perfil adecuado, con competencias profesionales de acuerdo a los fines del sistema penitenciario.
  5. Que se continúe con la instalación de circuitos cerrados de seguridad en los Centros.
  6. Se continúen acciones para lograr una efectiva separación de mujeres y hombres privadas de la libertad, así como de los procesados, sentenciados y de los grupos de mayor a menor peligrosidad, previo estudio de personalidad.
  7. Para mejorar las condiciones de vida de las mujeres privadas de su libertad, con base en la perspectiva de género, habilitar espacios que satisfagan sus necesidades esenciales y su dignidad; para que cuenten con lugares aptos para el trabajo, educación y el deporte.

Alejandro Habib Nicolás reveló que dentro de las propuestas para futuros trabajos de la CDHEH se encuentran: realizar trabajos de revisión jurídica de cada caso de personas en situación de vulnerabilidad (indígenas, mujeres y adolescentes); además de la apertura de una nueva visitaduría encargada exclusivamente para atender y resolver asuntos penitenciarios.


ARCHIVADO EN:
, ,



Right Menu Icon