Tramposa carrera de Morena por las alcaldías

Aunque todavía faltan unos 480 días para la elección de presidentes municipales, que será el 7 de junio de 2020 (y el 15 de diciembre la fecha del inicio formal de la nueva administración local), los que aspiran a este cargo andan muy activos, empezando por el IEEH, que es el órgano rector de todo el proceso que tiene sus “asegunes”, en primer lugar por el número de partidos participantes, que serán los siete nacionales que tienen representación en nuestro estado, más locales, con lo quetendremos en la carrera a 10 partidos que definirán conforme a las reglas si van solos o en alianzas, que finalmente son opciones que permite la ley.

DINERO PÚBLICO PARA EL PROCESO QUE SE AGANDALLARON LOS MORENOS

Ya todo empezó mal, porque los diputados morenos, o más bien los diputitinos que no tienen más patrón que SOSA, se permitieron disponer del presupuesto público por lo menos 780 millones de pesos, pues se adjudicaron 39 millones para cada uno de losdel Grupo Universidad, aunque invitaron a la repartición a otros tres, dicen que porque votaron por el presupuesto de egresos, dejando sin nada a los otros 10 legisladores que no votaron a favor.
¿Sabe usted para qué quieren este dinero? Lo dijeron claramente: “para apoyar a los municipios”, que para tiempos electorales se traduce en hacer campaña a favor de su partido con acciones y obras que se darán para la compra de votos disfrazada de gestión legislativa en favor de las alcaldías.
Los diputados de Sosa usarán el dinero, en el mejor de los casos, para obras y acciones que sirvan de propaganda para Morena y el Grupo Universidad, en una orientación electoral para ganar municipios, con candidatos -como sucedió en el proceso del primero de julio pasado- que designe Sosa, dejando sólo “milando” a los morenos de verdad, que fueron corridos de su casa de manera vergonzosa.
No tardaron mucho los legisladores de Sosa en enseñar el cobre, pues a la voz de ya, empezando por Baptista, se dan a la tarea de montar escenarios dizque para INFORMAR de sus actividades como legisladores, pero de hecho es para decirle a la gente que las obras que vean se hacen porque ellos así lo decidieron en la aprobación del presupuestoy para hacer un recuento de las acciones y fundamentalmente OBRAS que ellos y sólo ellos promueven, aprueban y financian.
Son informes de secretarios de Obras Públicas, no de legisladores.
En noviembre de 2018, previo a una reunión entre el gobernador Fayad y Baptista, éste último dijo que se buscaría un presupuesto austero, transparente, que rindiera cuentas y cerrado a la corrupción. Sí, cómo no. A lo mejor fue austero y con todas esas exigencias para todos, porque para los morenos nunca con la millonada que se adjudicaron para provecho electoral en los municipios. Eso, si no es corrupción, quién sabe que sea. Gandallez, desde luego.
Con sus acciones de funcionarios de obras públicas invaden terrenos de otro poder, porquelos señores diputados tienen en la Constitución del estado sus obligaciones muy concretas en el artículo 56, que se formalizan en LEGISLAR,EXPEDIR LEYES, APROBAR, DECLARAR y FISCALIZAR. Por más que se le busque, en ningún lado dice HACER OBRA PÚBLICA como ahora pretenden los diputitinos en sus informes, en que quieren aparecer como los padres de las obras que por ley le corresponde al Ejecutivo, en definición general que se hace en el artículo 47 de nuestra carta constitucional.
Adjudicarse más de 700 millones de pesos tiene, al parecer, la intención de convertirlos en fondo electoral con obras bien direccionadaspara que Sosa, que no Morena, gane muchos municipios con el disfraz del partido de AMLO, como ya lo hizo en el Congreso, y de esa manera intente gobernar el estado o estorbarle a Fayad, como lo viene haciendo.
Desde luego, el argumento será que cumplen con su obligación de ser gestores para sus representantes y así lo han hecho Corina Martínez, Ricardo Baptista, Noemí Zitle y lo harán los que sigan.
Pero privilegiar la gestión, que sin duda es importante, sobre su papel central de legisladores donde la actuación es más que mediocre, no parece muy afortunado y menos cuando los informes hasta ahora subrayan, sobre todo, las inversiones que ellos hanlogrado y las obras que dicen haber hecho.
Ya los alcaldes no tienen qué informar porque todo lo están haciendo los morenos y además con cartera gorda por los millones que se adjudicaron para apoyar, eso dicen, a los municipios.
LO QUE NUNCA MENCIONAN
Lo que no se les escucha es hablar de coordinación con el gobernador, con el Poder Ejecutivo, como parece que es necesario, porque con todo lo independiente que sean como Poder Legislativo, lo menos que podemos esperar es que caminen junto al gobernador de Hidalgo, que es Omar Fayad. Y no es cuestión de gustos, porque es el resultado de la voluntad ciudadana en las urnas, insistir en caminar solos, dueños de su vereda es una torpeza que daña al estado y los muestra vengativos, rencorosos y obsesionados en un papel de jueces que ya se ve hasta ridículo.
Mientras el presidente López Obrador elogia la manera de gobernar de Fayad, con el que afirma tiene muchas coincidencias, los diputados de Sosa mantienen una actitud de confrontación, de ataques disfrazados de fiscalización y de abuso del dinero públicocon fines electorales, se puede sospechar, por el tiempo en que se da y se pretende ejercer.
El papel protagónico que se adjudican está muy lejos de la realidad que les marcó hace unos días el senador Ricardo Monreal cuando les dijo que no se marearan ni creyeran que ellos habían ganado sus elecciones y que todo se lo debían a Obrador. Situarse en su realidad, defender lo que son sus derechos y obligaciones como diputados, caminar solidarios con el gobernador en el entendido que coordinación no es sumisión al otro poder, parecería lo ideal para Hidalgo.
López Obrador marcó el camino… ojalá lo sigan y no se aferren a quien es su jefe en nuestro estado: Gerardo Sosa, obsesionado con ejercer un poder que el pueblo no le ha dado y parece que no le dará.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,