Trump vs. Biden

Donald Trump parece tener la mesa puesta para gobernar Estados Unidos durante cuatro años más; Carlos Barra analiza los factores alrededor del tema.

El 3 de noviembre se renueva el Poder Ejecutivo en Estados Unidos y la contienda entre demócratas y republicanos deja abierta una serie de incógnitas que, en lo sustantivo, imponen dos hipótesis:

  1. Las élites del poder que se han visto favorecidas pasarán por alto los desencuentros sociales provocados por Trump durante su administración debido al incremento de sus ganancias.
  2. Los sectores marginados de norteamericanos y la desolación de los migrantes frente al racismo, la segregación y el odio social serán factores primordiales para impedir la reelección de Trump.

El contrincante demócrata, Joe Biden, ha planteado la armonización del país como fundamento de punta de iceberg para generar confianza en el electorado y con ello crear la sustancia de unidad que se ha perdido ante la polarización social que ha creado el gobierno de Donald Trump.

Sin embargo, el empuje de Trump y el mando autoritario han rendido frutos económicos y la reducción de impuestos parece ser el péndulo de su éxito, aunado a que, en términos estrictos, la mayor parte de los norteamericanos son racistas y conservadores, signos que se unen al nacionalismo y el triunfalismo que ha generado Trump con base en una política interior y exterior de protección y aislacionismo a ultranza de Estados Unidos.

Las dos ofertas políticas en la mesa son ampliamente contrastantes, pero aún la balanza se inclina en favor de Trump, quien mantiene un control férreo sobre los vectores del gran capital financiero en Estados Unidos, lo que puede, sin duda, incidir en el proceso electoral y tirar por tierra el sueño de Biden de convertirse en presidente.

No cabe duda que el golpeteo y ablande político que Trump ha utilizado como estrategia ha rendido frutos, al grado de que muchos congresistas republicanos que lo detestaban, hoy guardan silencio y se aprestan a apoyar y perfilar la reelección del gran patán de la Casa Blanca, que hoy es más blanca que nunca.

A nivel de la geopolítica internacional, Trump ha causado tantos estragos que muchos gobiernos quisieran quitárselo de encima, pero la cultura del golpeo de Estado infundida por Trump ha blindado las fronteras políticas de Estados Unidos y esto no permitirá intromisiones o intentos de hackers para alterar las elecciones.

Así pues, la mesa está puesta para que Trump se reelija en la Casa Blanca.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected]

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , ,



Right Menu Icon