Último año es de críticas y evaluaciones, pero legado no podrá borrarse: Omar Fayad

Contrastó que tras su término será la primera vez en la historia que podrá medirse a un Ejecutivo estatal “si la hizo o no la hizo” a través de indicadores.

Omar Fayad Meneses, gobernador de Hidalgo, dijo saber que el último año de cualquier mandatario -como él que entró en su recta final- es difícil, de juicios, análisis y revisar lo hecho: “Es un año político, es el año de las traiciones y donde se conoce a la gente”, expresó, al añadir que también es el periodo donde se da cuenta de que el tiempo apremia y deben terminar y cerrarse los esfuerzos.

Lo anterior lo compartió en el primer informe de resultados del ayuntamiento de Huejutla, aunque contrastó que tras su término será la primera vez en la historia que podrá medirse a un Ejecutivo estatal “si la hizo o no la hizo” a través de indicadores para que no haya “dichos, dimes y diretes y que no se preste a interpretaciones”, asentó, al aseverar que no va a autocalificarse ni su gobierno.

La evaluación vendrá de fuera para ver si fueron cumplidas las metas y expectativas fijadas, donde se dijo estar seguro de que podrá cumplirse, ya que solo hizo siete compromisos y dará cuenta de un contraste en 2022, no obstante, aseveró que el legado que dejará su administración “no lo van a poder borrar fácil”.

“Y todavía así dentro del mismo flujo de uno, dentro del mismo partido o dentro de la misma gente se encuentra uno a sus peores críticos; los que hoy ya ambicionan el poder, los que se lamben el labio y se tallan las manos para ver si acaso les toca de refilón, como a algunos que les tocaron candidaturas a muchas cosas de refilón, a ver si les toca la mía de refilón”.

Sin embargo, confió en que no sea así y dijo esperar más bien que trabajen (el siguiente mandatario) y que demuestren que pueden dar realmente un interés y que no lo dejen simplemente al hecho de las circunstancias que no “nos llevará a nada bueno”, compartió en el acto protocolario acompañado del edil Daniel Andrade Zurutuza del Partido Encuentro Social Hidalgo (PESH).

 

Regaña a exdiputados federales: no trajeron nada

Por otra parte, el gobernador de Hidalgo reprendió a los pasados diputados federales por el bajo rendimiento que le dieron a la entidad: “No sé qué ha pasado con las generaciones como la que se fue, ¿qué trajeron, qué hicieron o defendieron?”, se cuestionó, al asentar que incluso usaban un discurso que no les correspondía ya que pedían recursos de fondos que ellos mismos desaparecieron.

Y aunque si bien dijo compartir que había actos de corrupción en los esquemas de subvención, “siempre la hay”, asentó que no era la forma de combatirla al eliminar todo sino identificando las áreas dañadas y subsanándolas, y se inquirió nuevamente qué se resuelve al dar directamente los recursos, pues aunque dijo estar de acuerdo en la dinámica asentó que quien gestiona inversión o realiza infraestructura también necesita dinero.

“No todo debe ser directo ni asistencialismo puro”, expresó, al hacer un llamado a lo que describió como “una nueva camada” de 14 asambleístas hidalguenses para que defiendan y se esfuercen por los asuntos del pueblo a la Cámara nacional: recursos.

 

Pide confianza en desarrollo de infraestructura

Finamente y al hablar del proyecto suspendido de la autopista Huasca-Mineral del Monte o de uno similar en Huejutla del que solo fue concluida la parte que le correspondía al estado, Fayad Meneses pidió a la federación confianza para poder ejecutar las obras de la mano de empresas hidalguenses las cuales describió como confiables comparadas con otras “que luego ya no se encuentran”.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon