Un intrépido piloto sin imposibles

Contra lo imposible narra las peripecias que vivieron los miembros de la compañía Ford para incorporarse al mundo de las carreras de autos

Los amantes del automovilismo están de plácemes con el estreno de Contra lo imposible, un filme de James Mangold basado en hechos reales:

A mediados de la década de los 60, la compañía Ford decidió incursionar en el mundo de las carreras para competir contra Ferrari, que arrasaba en todas las competencias.

El guion de los Butterworth narra la historia de Carrol Shelby (Matt Damon), un corredor que ha tenido que retirarse por problemas cardiacos y que se dedica a diseñar autos de carreras. Henry Ford II (Tracy Letts) le da dos meses para fabricar un auto que compita en Lemans, aunque debe enfrentarse a un mundo burocrático encabezado por el pedante Leo Beebe (Josh Lucas, verdaderamente odioso). La única forma de poder ganar es convenciendo al intrépido piloto Ken Miles (Christian Bale, soberbio), para que deje de lado sus problemas con él y acepte correr.

El director de Tierra de policías ya había colaborado con Bale, en 3:10 misión peligrosa, y le saca una actuación sobresaliente; esto, aunado a las espectaculares escenas en la pista, hace que el filme sea mayormente disfrutado por los amantes de las carreras de coches.

Ford vs Ferrari resulta, pues, un filme bastante recomendable, aunque sus más de dos horas podrían parecer excesivas para algunos espectadores.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.



ARCHIVADO EN:
, , , ,