Una extraña compulsión

Swallow, de Carlo Mirabella, se adentra en la mente de Hunter, una mujer con el impulso de ingerir desde una canica hasta un desarmador.

Hunter (Haley Bennett), una bella recién casada, parece tenerlo todo: a Richie (Austin Srowell), un esposo amoroso; una rica familia (David Rasche y Elizabeth Marvel); una hermosa casa, y todo lo que pueda imaginar; sin embargo, uno se percata de que no todo está bien, cuando la rubia se traga una canica, a la cual seguirán otros extraños objetos, que van desde una pila hasta un desarmador, lo que resulta peligroso, pues está embarazada.

Se trata de la inquietante Swallow, una cinta de Carlo Mirabella Davis que se dio a conocer en el Festival Sundance y acaba de estrenarse.

El guion del director de The swell season nos va adentrando en el atormentado mundo de Hunter, quien se rebela a ser cuidada por el enfermero sirio Luay (Laitj Nakli) y a ser internada en un sanatorio mental.

Desde Bajo la piel, de Marina De Van, en la que veíamos a la intérprete comerse pedazos de su cuerpo, no habíamos encontrado un filme tan inquietante.

La extraña compulsión de Hunter nos será explicada a lo largo de la cinta y nos irá haciendo comprender mejor a este frágil personaje que, sin duda, ha sido el papel más demandante de la bella actriz de Marley y yo y La chica del tren.

Swallow resulta, pues, un filme que no será del agrado de las personas sensibles, pero que dejará una profunda huella en los cinéfilos de hueso colorado.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon