AMLO frena a la garza

¡ALTO AHÍ! La corrupción y abuso de poder que enarbola el Grupo Universidad no pasan desapercibidos ni para el gobierno de Hidalgo ni para el presidente Andrés Manuel López Obrador, y aunque les duela, pronto tendrán el freno que necesitan para no seguir perjudicando a los hidalguenses.

El que manda, manda. En México quien tiene el poder es AMLO y ni modo de decir que no, cuando se tiene la evidencia de una votación de millones.

El presidente mantiene como premisa la lucha contra la corrupción, que se acentúa cuando se manifiesta como expresión de abuso del poder, pues tener un cargo público es la gran posibilidad de servir a los demás y nunca un camino para servirse a sí mismo.

En nuestro estado es el Grupo Universidad el que más abusa en nombre del poder que lograron en el Congreso por el peso de la imagen de López Obrador. Se supone que, por lo mismo, deberían ser los más comprometidos con la política presidencial, sobre todo en lo que se refiere a la lucha contra la corrupción y al uso correcto del poder, pero todo ha sido al revés y sus abusos son por todos conocidos, con acciones lamentables en la rapiña del dinero público y el manejo de una política absurda de confrontación, radicalismo y pugna permanente contra el gobierno del estado, pese al llamado de AMLO de trabajar unidos y sin peleas.

 

LES VALIÓ

Era su hora, como el general galo Breno, que el año 387 a.C., después de tomar Roma y asesinar a senadores y gran parte de la población, accedió a un acuerdo para frenar el pillaje si le entregaban 360 kilos de oro. Cuando lo pesaban, los romanos vieron que los galos hacían trampa con pesas adulteradas y reclamaron. Entonces, Breno arrojó su espada para hacer más grande la trampa y burlonamente les dijo: “VAE VICTUS”, que significa: “¡Ay de los vencidos!”, para comunicar que el que pierde no tiene derecho a que lo proteja la ley, y que quien gana tiene derecho a todo, hasta el abuso. Breno fue finalmente vencido por el general romano Marco Furio Camilo y obligado por los vencidos a tragar vino hasta reventar.

En este contexto, la garza actúa como Breno y abusa en lo que puede, en el entendido de que es el momento de los vencidos. Con un error que se puede ver fácilmente, proceden en su conducta abiertamente en contra del presidente, en actitud retadora y soberbia.

La lista de acciones es larga, empezando por sus presiones contra el gobernador, después el alejamiento evidente del presidente, quien después de la denuncia de los 156 millones de dólares de origen desconocido no ha querido recibirlos, pese a todos los intentos que han hecho. López Obrador fue muy claro en el sentido de apoyar a las universidades, pero con rendición de cuentas, porque muchas han caído en manos de mafiosos.

En el Congreso, sobre todo desde la llegada de Ricardo Baptista, el Grupo Universidad ha tenido una actuación miserable, llena de abusos y de la peor política. Sus diputados se apoderan del dinero público para ellos y para la UAEH y pretendieron (suponemos que ya no) quedarse tres años en la presidencia de la Junta de gobierno por medio de cambios en la ley orgánica que promueven los sosistas con propuesta de Baptista, Doralicia, Corina, Roxana, Noemí, Mayorga, J.A. Hernández, José Luis N. y Veras Godoy, los nueve de Sosa, que suponemos se detiene ante lo sucedido en el Congreso federal, donde la opinión presidencial contó para frenar la intentona de los tres años y se cumplió con el acuerdo de rotación.

En Hidalgo hay acuerdo para la rotación, pero los sosistas se oponen con todo, pues sería el principio del fin del sosismo. Sin embargo, todo indica que Baptista, un operador torpe de ese grupo, se va y que se cumplirá con lo acordado, a no ser que el Grupo de Sosa se quiera oponer abiertamente al presidente, porque entonces las cosas se les pondrían mucho muy difíciles.

Los signos son preocupantes para ese grupo que, como Breno, le toca tomar el vino del castigo.

 

MANE…TECEL…FARES

Cuando el rey babilonio Baltasar, hijo de Nabucodonosor, celebraba una fiesta, se acordó que guardaban unos vasos robados en el templo de Jerusalén y mandó traerlos para brindar con ellos. Al momento, en las paredes de palacio apareció una mano que escribió tres palabras: MANE… TECEL… FARES. Nadie sabía qué significaban, hasta que el profeta Daniel las interpretó: MANE: tus días se han contado y se agotaron; TECEL: has sido pesado y no das el peso que se exige; FARES: tu reino se terminó (Daniel 5, 26-28). Baltasar murió esa misma noche.

En las paredes de la fiesta garza todo indica que ya se aparecieron esas tres palabras que significan el fin. MANE… TECEL… FARES.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , ,



Right Menu Icon