Brozo: de la credibilidad a la estupidez

Su crítica no se basa, estrictamente, en hechos reales, ya que el programa se ha convertido en una plataforma de repudio y maquinación política.

El comediante Víctor Trujillo, del cual no se puede disociar su disfraz de payaso en su personaje “Brozo”, ha pasado de la crítica política al escarnio político, producto no solo de sus convicciones, sino de la sombra del apetito económico que lo ha llevado a perder el piso que alguna vez le otorgó credibilidad e, incluso, respeto.

Los ataques infundados al presidente Andrés Manuel López Obrador y su alianza con grupos de empresarios y partidos políticos para organizar un frente contra el gobierno en turno, lo han mostrado bajo una cara que pocos le conocían, porque desde la sátira política se escondía con cierta facilidad y causaba la gracia de la sustancia de la crítica necesaria, como ocurrió en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, los ataques e insultos a López Obrador han puesto de manifiesto la impotencia de Trujillo, quien incluso tiene un programa que se transmite desde Estados Unidos al lado de Carlos Loret de Mola, dúo dinámico que no pierde el tiempo y la oportunidad para crear incertidumbre política sobre las acciones del gobierno mexicano. Su crítica no se basa, estrictamente, en hechos reales, ya que el programa se ha convertido en una plataforma de repudio y maquinación política que les ha pasado factura tanto a Trujillo/Brozo, como a Loret de Mola.

En días recientes, Trujillo fue impugnado por una periodista de Canal Once, quien develó el absurdo ataque de Brozo, con insultos incluidos, al presidente López Obrador. Esto causó la ira de Trujillo, quien buscó el resquicio de la ironía para protegerse en medio de críticas que se desbordaron en las redes sociales y que aumentaron su molestia, cuestión que lo ha puesto, nuevamente, en entredicho a nivel social.

Es evidente que detrás de “Brozo” se esconden los intereses recalcitrantes de Víctor Trujillo, quien, en definitiva, muestra un conservadurismo que siempre estuvo presente pero pocas veces evidenció, el cual enuncia que su halo de imparcialidad frente al espectro político era, en realidad, una máscara como la que presenta su personaje de payaso.

En esta tesitura, Víctor Trujillo/Brozo tendrá que cambiar la estrategia, o por lo menos maquillarla, porque su credibilidad en el análisis político y la crítica social se ha desdibujado, creando una sombra no solo para su parodia política, sino también para su persona.

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected]

*Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon