Cuautepec descarta reducción de regidurías

Actualmente en Hidalgo existen 96 sindicaturas y 900 regidurías que representan un costo al presupuesto público de más de 298 millones de pesos.

La semana pasada, la regidora independiente de Cuautepec de Hinojosa, Arely Galindo, presentó ante el pleno del Ayuntamiento una iniciativa que proponía reducir el número de regidores de los ayuntamientos de Hidalgo con dos propósitos: bajar el costo que implican para el erario y combatir la sobrerrepresentación partidista.

 

Esta iniciativa se basó en la facultad de los ayuntamientos de iniciar leyes o decretos ante el Congreso del estado; sin embargo, la mayoría de los asambleístas de Cuautepec ni siquiera permitieron dictaminar la iniciativa y la desecharon sin conocer su contenido.

 

Actualmente en Hidalgo existen 96 sindicaturas y 900 regidurías que representan un costo al presupuesto público de más de 298 millones de pesos. En promedio, cada asambleísta de Hidalgo percibe 25 mil pesos mensuales, sin considerar aguinaldo, compensaciones, consumo de gasolina u otros privilegios a los que tienen acceso.

 

Aunado a ello, en todos los municipios existe una sobrerrepresentación partidista, es decir, los partidos políticos acceden a un porcentaje más alto de cargos de elección popular que el porcentaje de votación obtenido y para muestra basta un botón: en la última elección de Cuautepec, el PRI obtuvo el 25.89% de la votación total, pero ocupa el 61% del ayuntamiento. Lo mismo sucede en Tulancingo, donde el PRI obtuvo 31.51% de la votación y ocupa el 61.90% de los cargos del ayuntamiento.

 

Con ese escenario de fondo, la propuesta de la regidora consistía en eliminar 202 regidurías que en automático generaría un ahorro de más de 24 millones de pesos que podrían distribuirse entre los servidores públicos que menos ganan en las presidencias municipales, o simplemente darle otro destino más benéfico. Esta reducción tendría un impacto mayor en las regidurías de mayoría relativa, precisamente para para reducir el margen de sobrerrepresentación partidista.

 

Lamentablemente, la iniciativa se quedó en el tintero sin argumento alguno en contra, evidenciando que cuando se trata de combatir los privilegios del poder, es el mismo poder el que se encarga de mantener el status quo, aunque este solo sea temporal.

Avatar photo

Por: Leonardo Flores Solís

Abogado de profesión y activista por vocación. Soy producto de la justicia social. Maestro en Derecho por la UNAM y licenciado en Derecho por la UAEH. Soy más puma que garza.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,