Domingo 5 de junio, 10pm; unos, con fiesta; otros, solos y derrotados

Las dos propuestas importantes saldrán a decir que ganaron, Menchaca asegurará que Hidalgo caminará de la mano con AMLO y Viggiano señalará que es hora de las mujeres.

El domingo 5 de junio a eso de las 10 de la noche, de acuerdo a datos que les den las encuestas de salida o los mecanismos que tengan tanto Morena como el PRI, y según como les haya ido, saldrán en conferencia de prensa a manifestar su triunfo, que seguramente harán las dos propuestas más importantes ya que difícilmente alguno de los contendientes saldrá a decir que perdió, aunque sea así, y se iniciará un largo camino de alegatos de parte del que sea perdedor para objetar el resultado con argumentos que, al final, no servirán de nada.

Si gana Morena, la fiesta será en grande con música, mariachis y mucha gente que se dará cita en el lugar elegido para celebrar la alternancia y que el PRI deje el poder después de 93 años de tener todo el mando en Hidalgo.

MENCHACA llegará acompañado de los dirigentes de los partidos de la candidatura común PT y Panalh y de gente como Natividad CASTREJÓN, su jefe de campaña, y muchos más como diputados federales, senadores, alcaldes, seguidores y, desde luego, toda la plana mayor de MORENA HIDALGO y dirigentes nacionales para disfrutar de un triunfo histórico.

Al hablar suponemos que MENCHACA dejará bien claro que Hidalgo caminará de la mano con AMLO para hacer presente la 4T y subrayará su lucha contra la corrupción.

Si gana el PRI, es ya muy conocida su forma de celebrar en su edificio de Colosio, seguramente colocarán un gran manteado en el estacionamiento, con mucha música y abundante comida de chalupas, pambazos, café y todo lo que se acostumbra en el partido tricolor, mientras las porras se repiten una tras otra celebrando el triunfo obtenido.

Suponemos también que seguramente estará Alejandro Moreno dirigente nacional del PRI, así como legisladores federales y locales y, desde luego, las dirigencias del PAN y PRD, que, junto con el PRI, celebrarían lo ganado.

A su llegada la triunfadora de la elección saludará de mano a los que pueda y al hacer uso de la palabra dejará clara su propuesta de gobierno y sus compromisos e insistirá en que es la hora de las mujeres y de Hidalgo.

En ambos casos la frase “Es un triunfo irreversible” será la firma de todo lo que se diga y afirme, desde luego argumentando que con los datos que obran en su poder por la información que les enviaron sus representantes de casillas son los triunfadores.

Se supone que, con la información de los partidos en la pelea por la gubernatura, porque el PREP del IEEH también irá dando a conocer cómo va la votación en una comunicación más sería y fundamentada que la que pudieran dar MORENA Y EL PRI.

LOS SIGNOS EN MORENA

Si gana Morena los signos serán evidentes. No se puede ocultar, habrá caras sonrientes y Menchaca estará con el teléfono en la mano contestando llamadas de felicitaciones y con mucha música y abrazos de los ganadores. Si el resultado es al revés el ambiente será distinto y sin mucha música ni caras sonrientes.

LOS SIGNOS EN EL PRI

Si gana el PRI será una fiesta en grande. Abrazos por todos lados y priistas que surgirán de abajo de las piedras para hacerse presentes y retratarse junto a la ganadora.

Pero si el resultado es adverso el ambiente cambia. Caras largas y en general silencio, la música sonará, pero nostálgica y sin alegría y mucha de la comida, como las chalupas de Doña Mary, se quedará en el comal porque ni ganas habrá de comérselas.

Quizás alguna intervención de la dirigencia del partido o de la candidata para decir que esto sigue y a lo mejor si la derrota es fuerte, aprovechar el momento para felicitar al ganador en el mejor de los casos, porque también se puede dar el caso de que se denuncien anomalías e irregularidades y se anuncie una lucha en los tribunales intentando descarrilar la elección.

Pero si la votación les dice que perdieron, y por mucho, quedará poco por hacer.

Y entonces los priistas abandonarán la sede tricolor en grupitos de silencio para que horas después se apaguen las luces y este imponente edificio se quede en las sombras.

Son escenarios posibles.

Porque no es lo mismo ganar que peder y porque un segundo lugar no sirve de nada.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon