El capital político son mujeres

Desafortunadamente, la lucha de las mujeres para erradicar la violencia de género ha sido tomada como bandera política para afianzar votos en la búsqueda del poder.

La semana pasada se conmemoró el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Las instituciones locales, nacionales e internacionales han incluido esta fecha dentro de sus agendas y han tomado como bandera una supuesta ideología de tolerancia y respeto hacia las mujeres (que funciona muy bien para las fotografías y los informes de gobierno de los estados de nuestro país). 

Estas nuevas “buenas” prácticas de los gobiernos no son más que un discurso políticamente correcto para ser el 2021. Éste es un buen momento para defender a las mujeres, para hablar de ellas, para hacer visibles sus luchas mientras algún encargado de los departamentos de comunicación social institucionales toma una foto para colgarla en redes sociales. 

El pasado 25N, Marisol Cuadras, una mujer de 18 años, fue asesinada en Sonora frente al palacio municipal cuando se manifestaba en contra de la violencia hacia las mujeres. Así de peligroso resulta ser mujer en este país, pero sobre todo, ser una mujer activamente feminista que sale a las calles a manifestar y manifestarse, a reconocerse en el espacio en el que se violenta y se mata impunemente a las mujeres.

Es momento de poner el ojo en cómo la política (y específicamente, los políticos) utiliza el discurso feminista y de la perspectiva de género para afianzar votantes. En un estado como Hidalgo, en el que se aproximan elecciones para gobernador, será una obligación ciudadana, académica y periodística, vigilar el comportamiento de los contendientes a la gubernatura en cuanto a los temas de género que han visto en las mujeres y en los supuestos del 8M, del 25M y demás fechas conmemorativas, un área de oportunidad para construir discursos vacíos que sólo sirven para construir capital político. 


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon