El mundo post-covid

¿Que “la pandemia sacaría lo mejor de los seres humanos”? Nada más lejano a la realidad, pues hoy, con millones de muertes a cuestas, la humanidad sigue siendo víctima de su propia miseria.

Polemizar sobre el mundo post-covid es un imperativo frente al posible retorno a la vida cotidiana, después de las visiones apocalípticas que han prevalecido en el ánimo de gobiernos y ciudadanos que hoy permiten perfilar un balance de los sucesos ocurridos a nivel internacional desde el año 2020.

Una frase que se convirtió casi en un eslogan fue que “la pandemia sacaría lo mejor de los seres humanos”. Esta ambigüedad permitía presuponer diferentes dimensiones de los actos humanos, cuestión que no ocurrió en términos constantes, sino como excepciones; en realidad, la atomización social y el egoísmo han sido la constante, aunada a un creciente temor social frente a la enfermedad y la muerte.

De igual manera, presenciamos la fragilidad e inconsistencias de la clase política mundial en los manejos del gobierno, donde la inoperatividad científica, administrativa y de intereses políticos y económicos permitieron que la cantidad de fallecidos fuera inaudita y dramática, lo mismo en Estados Unidos, Italia, Brasil, Ecuador, por citar algunos en esta brutalidad de Estado, lo cual evidencia el control de las élites del poder.

En este trazo, hemos presenciado las falencias del mercado de trabajo y develado que responde a intereses y no a un instrumento de desarrollo humano en términos económicos, porque el desempleo y la miseria incrementaron la desigualdad social, sin que hubiera una muestra clara de los grandes agregados de la economía, como las empresas, brindando apoyo y solidaridad a los pobres y desposeídos.

El fallido espacio de la educación del Estado nos ha mostrado el retraso impactante de muchos países, sobre todo los del tercer mundo, que no estaban y no están preparados para manejar actividades en línea.

En términos de desarrollo político y humano, hemos presenciado nulo cambio estructural, por lo que la violencia de Estado se ha incrementado de manera sustantiva.

El mundo post-covid será mucho más violento, autoritario y pobre del que conocimos antes y la reestructuración económica internacional y su estabilidad “posible” iniciará hasta 2030, por lo que la pandemia pavimentó el camino de la desigualdad y la pobreza en una década perdida de la humanidad.

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected]. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon