Facebook: cloaca pandémica

¿PORTAL DE VANGUARDIA? Facebook sólo crea espejismos de vínculos sociales, vende información de sus usuarios que habitualmente asemejan a débiles mentales.

Facebook constituye la cloaca pandémica de las relaciones sociales virtuales, imposibilitando la humanización de ellas debido a que crea una máscara sociológica que impide realizar lazos verdaderos y solidarios entre las personas.

Desde su creador, Mark Zuckerberg, las parafernalias de este portal sólo crean espejismos de vínculos sociales, vulnerando el sentido de empresa socialmente responsable, porque lo mismo ha vendido la información de sus usuarios para monitorear desde preferencias de mercado hasta formas de control político desde el Estado destinadas a crear certidumbre, incertidumbre, tendencias, y con ellas, alienar a los usuarios, que habitualmente asemejan débiles mentales.

Las debilidades que explota Facebook son variadas, pero te describo los bloques comunes:

  1. Amor.Las relaciones amorosas en sociedades atomizadas y diluidas por la impertinencia de la interacción directa han creado una gran máscara que encubre y prohíja las relaciones teledirigidas, donde los usuarios multiplican los engaños sobre su personalidad para trazar espejismos o ilusiones que se afianzan ante la pérdida de la acción personalizada de lo cotidiano, por ello resultan engañosas las fotografías y la interlocución, creando una mentira social.
  2. Amistad. Este es el disfraz de Facebook: juega con el vacío de las relaciones humanasy calan por ser un portal proclive al encuentro y la amistad, pero no hace otra cosa que dejar proscrito este valor social porque genera el aislacionismo y la atomización, creando múltiples “relaciones” en redes sociales que no permiten un verdadero acercamiento, porque están pensadas para diseminar a las personas, impidiéndoles una identidad de amistad.

III.          Impersonalidad. A consecuencia de la teledirección virtual de las relaciones, las debilidades de los sujetos sociales se acrecientan, crean una relación impersonal que se afianza  en el engaño y la mentira, salvo raras excepciones, condición que ha creado una red de tartufismo y mitomanía sin precedentes, alentando enfermedades mentales y patologías sociales.

  1. Soledad.Pese a que Facebook se maquilla como portal de vínculos societales, lo que invade es una soledad absurda de información superflua, que es producto de que no existe ninguna razón válida para hacer de una relación virtual un proceso afectivo, que decapita la amistad y el amor para pasar al desencuentro y la soledad de lo banal, de la ilusión barata y precaria donde nadie intima, sólo se ostenta detrás de la máscara. 
  2. Prostituye.La prostitución que deambula en las relaciones sexuales de Facebook no sólo tiene que ver con sexualidad que se vende, sino también porque genera vínculos que proscriben la relación altruista de la cultura, el intelecto y el afecto, las cuales pasan a la puja tácita o expresa del mejor postor.
  3. Levedad del ser. El portal prohíja la inutilidad de la existencia con posturas absurdas que lo mismo preguntan: ¿cuántas patas tiene un burro?, ¿soy feo?, ¿por mi apariencia qué tan buen profesor crees que soy?, ¿me amarías si supieras que no soy virgen?, ¿me amarías si te enteras que soy gay?, ¿creen que el mundo se acabará con el covid-19?, es decir, una sarta de estupideces que vuelven inútil la existencia.

VII.         El delito. El portal predispone, ante la máscara social, delitos de todos tipos, desde sexuales, intelectuales, culturales y económicos, los cuales no han causado mayores restricciones y cuestionamientos de gobiernos.

Lo descrito es sólo una pequeña ojeada de Facebook, cloaca pandémica que debe tener controles y restricciones gubernamentales y de derechos humanos a nivel internacional. Mark Zuckerberg no ha hecho lo necesario para depurar este monstruoso portal, yo lo reto a discutir sobre la destrucción del intelecto que causa, sobre el aislacionismo y levedad mental que tiene postrados a sus usuarios en la inmundicia de la indolencia y lo superfluo, cuando se presenta como un portal de vanguardia social.

Consultoría Política y lectura espiritual del Tarot: [email protected]

Citas 7711004765

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon