La bioprogramación

Una rama sumamente interesante de la ciencia es la genética, que abre posibilidades incluso de modificar el ADN humano para, por ejemplo, garantizar una vida sin enfermedades.

Hace más de una década, científicos en Finlandia comenzaron un debate sobre los alcances de la genética y su carga de vida en nuestra especie. La discusión se centró en que no era definitiva la carga genética para determinar los años de vida de un ser humano y que se podía modificar para prolongar la existencia, e inclusive reprogramar a través de datos precisos del genoma humano.

La bioprogramación centró el debate científico en que el genoma humano y las posibilidades de decodificación personal abrían una ventana de posibilidades para incidir en la reestructuración de la información genética y con ello evitar futuras afecciones o disminuir su impacto, lo cual se unía a la idea de que se podía alterar la composición de la cadena genética, al grado de que se podrían dar estímulos para elevar el índice de vida.

¿Vivir más de 100 años? En la historia de la humanidad hemos sabido de personas que superaron los 100 años de vida y sabemos que en los siglos XX y XXI el índice de vida es mayor que en siglos anteriores porque el desarrollo de fármacos y el abasto nutricional es mayor en todo el mundo, lo cual deja claro que nuestra especie puede lograr una existencia más longeva y superar los 100 años.

Nada impide modificar los contenidos del ADN, aunque hay mucho por estudiar y resolver, incluidas las cuestiones de mercado a las que está sujeta la medicina y sus avances, es decir, no todos los habitantes del planeta acceden a medicamentos y atención médica, además de que la mayor parte de los habitantes del orbe viven en la miseria y su calidad de vida es ínfima.

 

Consultoría política: [email protected]. Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal.

Avatar photo

Por: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , ,