La derecha sin autocrítica

Aunque la derecha mexicana ansía un error garrafal por parte del presidente López Obrador, esto no pasará, pues ya el país está lo suficientemente hundido en el lodo gracias a los gobiernos corruptos del pasado.

Las sucesivas derrotas políticas de la derecha mexicana, y a la mexicana, han pasado desapercibidas por su clase política, que no presenta mayor autocrítica y que se encuentra resignada a morir.

En el mejor de los casos, la derecha mexicana asemeja a un enfermo con cáncer terminal que espera que un milagro opere y la salve de morir, lo cual es más probable gracias a su incapacidad de conducción social, que se refleja en su descrédito y el repudio de la ciudadanía en general, que no la admite como un vector deseable de integración de las demandas ciudadanas y de su realización.

El hundimiento de la derecha está acompañado de diversos gobiernos que generaron una actitud cínica frente a la corrupción e impunidad de sus gobernantes y, desde luego, a la inconcreción de la tarea pública que rebasó cualquier expectativa de lograr el desarrollo humano y dignidad que por décadas han exigido los ciudadanos, quienes en el abandono total solo han recibido castigo y represión económica, física, educativa y cultural.

Esta derecha represiva es la cara de sus raíces históricas de reproducción hegemónica que ni siquiera tiene un matiz de civilizada, por el contrario, no es afecta a la cultura ni al esplendor educativo, solo es la carnicera de las prebendas económicas, las cuales explota sin visión capitalista de país, sino como una mina que ante la sobreexplotación termina abandonada, como ha quedado México.

Esta carnicería de la derecha en México, aunada a su inoperatividad en la creación de estructuras políticas que le permitan su reproducción, tocó fondo y ahora solo le queda el papel político residual de rémora, en espera que el actual gobierno de López Obrador se pueda equivocar en términos superlativos, pero eso no pasará, porque después del quebranto que ha sufrido el pueblo mexicano por generaciones, ya no hay escenarios fatales.

Y es por eso que las arengas funestas de la derecha, que señalan que “México va hacia la bancarrota y la crisis social”, no causan el efecto deseado en las urnas y se quedan a título del cuento de “Juanito y el lobo”, solo que esta vez el lobo jamás aparecerá.

 

Consultoría política: barra_carlos@hotmail.com. Suscríbete a mi canal de YouTube: Ciudadanía de Kristal.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon