La omnipotencia de López Obrador

La ampliación de mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, pavimenta la ampliación del periodo presidencial de AMLO.

Inenarrable resulta la omnipotencia de Andrés Manuel López Obrador, que se encuentra pavimentando la ampliación de su periodo presidencial después de haber logrado la ampliación del periodo del ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Zaldívar, creando desconcierto ante la convalidación constitucional en la Cámara de Diputados de esta decisión política.

Pese a que al presidente no lo despeina ni el viento, la realidad social que vive el país apunta a una bomba de tiempo que no podrá ser contenida con el manejo de los números de aprobación de su administración, que hasta ahora pretenden maquillar la legitimidad del tabasqueño, cuando los estragos de la crisis sanitaria y sus efectos colaterales han dejado de manifiesto que la realidad está muy caliente.

Pero la omnipotencia política no se traduce solo en medidas verticales del poder político, también en el hecho de que el Poder Ejecutivo no está creando vínculos de apertura social para responderle a los ciudadanos; por el contrario, el presidente se comporta de manera obstruccionista y crea condiciones de desencuentro social más allá de la oposición política que siempre ha tenido, condición que ahora se encuentra en una curva de crecimiento insospechada.

La omnipotencia de López Obrador presenta una segunda línea para el análisis que tiene su epicentro en el Poder Legislativo que ante la mayoría de Morena ha creado una fuerza odiosa y tiránica que hace de su poder un espacio proclive al desencuentro y frustración de la oposición política que ya ha formado una alianza partidista que pretende llevar la arena política hacia un esquema de defensa ciudadana.

De no existir cambios en la postura de López Obrador nos enfrentaremos a una creciente polarización de fuerzas políticas y sociales, a la cual no deberíamos arribar si se establece un cambio de rumbo que, verdaderamente, propicie el diálogo y la admisión de aquellas propuestas y necesidades que permitan hacer de la 4T un proyecto inclusivo, sin que se caiga, como hasta ahora, en un espacio sórdido donde solo parece imperar la voluntad del presidente de la República mientras su pueblo oscila entre el apoyo y el descrédito hacia una administración que rige de forma unidireccional.

Escuchar al pueblo fue una de las retóricas que el actual presidente tuvo dentro de su discurso de ascenso al poder, ahora es necesario hacerla válida concitando con las diversas fuerzas políticas y sociales que evidencian un desconcierto de tal magnitud que, de no ser atendidas, se perfilan hacia una contrainsurgencia desgarradora.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon