La tesis de la maldad política

No hay día en que la oposición al gobierno de AMLO no intente desprestigiarlo, pero ni las críticas más encarnizadas han podido derribarlo.

Cuando Marx discutía sobre la ideología, la caracterizó como “falsa conciencia” para denotar un sistema de ideas que experimentaban un desapego científico, en la misma tesitura del idealismo alemán de Hegel cuando hablaba de que no puede haber otra conciencia que no sea la del para-sí, es decir, la de un sujeto que articula la realidad.

En estos días extraviados de la humanidad, en la mayor parte de los países de Occidente se imponen planteamientos ideológicos en materia política pero no científicos en materia de realización pública, lo cual ni siquiera genera nostalgia por los años 60 del siglo pasado, donde la pasión política y lucha de clases estaba investida por una búsqueda del conocimiento científico de la política.

En este escenario, no es extraño que en México la ideología de la maldad política se haya vuelto la tesis de moda. López Obrador es Luzbel del inframundo para la oposición a su gobierno, por lo que los argumentos que escuchamos tienen que ver, casi su totalidad, con la maldad de la política de gobierno de Morena, que lo único que busca es llevar al país a la catástrofe venezolana que es el arquetipo del purgatorio en la Tierra.

Pese al monstruo de adentro que implica la pandemia, el gobierno de López Obrador no ha quebrantado el equilibrio de la nación, incluso la inversión extranjera directa sigue colocando a México como destino predilecto, aunado a que la prospección económica del país apunta hacia el crecimiento y desarrollo, a pesar del clima de incertidumbre comercial en todo el planeta.

La paradoja más grande de la tesis de la maldad política de la oposición al gobierno morenista es que su campaña mediática en medios “serios” y “alegóricos” de difusión masiva de comunicación ha fracasado rotundamente, porque el ascenso y afirmación política en las gubernaturas de la República y el grado de operación política en el Poder Legislativo son trazos que ni Brozo ni Loret de Mola empañan, y tampoco los ataques de personeros como Fox y Fernández de Ceballos. 

Por ello, la alianza “Va por México” es poco menos que un pedo en un huracán frente al capital político y legitimidad de López Obrador, y lo que reviste verdadera expectación y especulación política estriba en quién será el sucesor o sucesora del tabasqueño en la carrera presidencial, cuyos vientos son prácticamente morenos.

 

Consultoría política y lectura de Tarot: [email protected].

Suscríbete a mi canal de YouTube: “Ciudadanía de Kristal”.

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , ,



Right Menu Icon