Los que perdieron

Julio Menchaca, abanderado de Morena, es el virtual ganador de la Sucesión 2022, esto significa que el partido hegemónico en el estado, el PRI, fue desbancado luego de más de 90 años en el poder.

En casi todas las batallas, nos importa quién ganó. Cuando alguien vence, celebramos su triunfo y enaltecemos su camino para llegar a la gloria. Los que ganan tienen un lugar asegurado en la historia, en las conversaciones, en las narrativas del triunfo. Pero a veces, cuando volteamos al otro lado de la guerra y descubrimos quién perdió, las cosas toman otro camino.

Hoy, luego de una larga campaña para la gubernatura de Hidalgo, hay datos virtuales sobre el futuro del estado. Según datos del PREP 2022, el ganador de la contienda para gobernador es Julio Menchaca, el abanderado de Morena. Más allá de la obviedad, esto significa que el partido hegemónico en el estado, el PRI, fue desbancado luego de más de 90 años en el poder.

Lo que esto significa de manera simbólica, cultural y política es devastador para la estructura interna del partido y para el status quo de la forma en que se ha gobernado en Hidalgo desde hace décadas, pues nos aproximamos a un cambio jamás experimentado por las instituciones de la entidad.

En este punto, no importa quien representó al partido durante la contienda, sino de la debilitada estructura del PRI y la expansión morenista a lo largo del país. En esta jornada electoral importa quién perdió y por qué, pues la pérdida nos regala información que no existe en el lado de los que ganan.

La derrota del PRI supone una lección que jamás hemos tomado. Será interesante atestiguar cuál será su estrategia y cómo habrán de enfrentar esta pérdida, desde qué lugar van a recuperar su legitimidad (si es que puede llamarse de tal manera) en un país que ha inclinado la balanza al equipo del presidente de la nación.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon