Los que quieren y no serán

…todos estos personajes fueron importantes para la vida política de Hidalgo, pero ya vieron pasar a la diosa fortuna y no se detuvo en su casa.

En la búsqueda de la gubernatura para suceder a Omar Fayad hay dos clases de aspirantes: los que tienen con qué dar pelea y los eternos aspirantes que, por su edad, por las circunstancias y porque ya no es su tiempo, serán sólo eso: aspirantes. Hoy hablaremos de los que han buscado gobernar y en ocasiones han tenido altas probabilidades, pero no se les ha hecho porque la política es, en gran parte, oportunidad y oportunismo, acuerdos, coincidencia de fuerzas, suma de intereses, alianzas presentes y futuras, compromisos que se establecen para mañana, y en ocasiones los intereses populares reales.
En la lista más reciente están Gerardo Sosa Castelán, Xóchitl Gálvez, David Penchyna, José Antonio Rojo, Francisco Xavier, Carolina Viggiano, José Guadarrama, Nuvia Mayorga y Fernando Moctezuma. Y de la morralla, alguna vez candidato de relleno y sin ninguna oportunidad, Arturo Aparicio, un mago para sacarle jugo al PT y ahora luchando para no quedar fuera por golpeador de mujeres.

 

El obsesionado

GERARDO SOSA: Quiso, no pudo porque el PRI puede ser sujeto de muchos errores y fallas, pero aun en la desgracia no iba a permitir que fuera su candidato alguien con un historial tan cuestionado.
El exrector buscó la candidatura en por lo menos tres ocasiones y perdió ante Omar Fayad y Miguel Ángel Osorio, entre otros; tiene obsesión por ser gobernador y después de la denuncia de Hacienda por lavado de dinero parece que nunca lo será y que pierde fuerza para imponer a un candidato, como sí lo hizo para diputados locales y federales. Quiso ser, pero no pudo y al parecer ni podrá.

 

La buena contrincante

XÓCHITL GÁLVEZ: En 2011, como candidata del PAN, peleó la gubernatura y fue una gran contendiente ante el candidato priista Francisco Olvera. Fue un dolor de cabeza para el PRI pero al final fue derrotada. No sería raro que buscara la gubernatura nuevamente y tampoco que otra vez perdiera, pero de que le quedó el gusano de querer ser gobernadora, sin duda alguna y tiene armas para ser buena candidata.

 

El que no tiene posibilidades

DAVID PENCHYNA: Fue precandidato del PRI, Omar Fayad lo venció en esa carrera al cuarto piso. Su presencia  en el Senado fue importante como presidente de la Comisión de Energía y como titular del Infonavit dejó huella. No parece que pueda estar en la boleta de nuevo gobernador.

 

El leal

JOSÉ ANTONIO ROJO: Carismático y hábil para el ejercicio de la política, pudo ser un excelente candidato a gobernador en el sexenio en que finalmente ganó Francisco Olvera. Con la escuela más fuerte del PRI original, declinó en favor de Olvera Ruiz el 7 de abril de 2010, en una reunión con Miguel Osorio, Beatriz Paredes, Geraldina García y el mismo Olvera.
Aunque pudo, no hizo ruido pese a que era un fuerte aspirante y prefirió fortalecer la unidad de su partido atendiendo las razones expuestas en esa reunión. Con el tiempo cambian las circunstancias y las posibilidades.

 

Los que no tienen manera

FRANCISCO XAVIER y JOSÉ GUADARRAMA: Desde luego, Guadarrama es más que el cantante, quien le apostó a su imagen de juglar pero en realidad nunca fue una apuesta que preocupara al PRI,  aunque extrañamente otros partidos, como el PAN, lo hayan llevado como su candidato y así les fue; se trata de una de esas extrañas anécdotas que, al parecer, sólo se dan en Hidalgo, donde los encantadores de serpientes avanzan y al final se van al rincón de la historia.
Guadarrama, por el contrario, tenía todo para ser, pero las imprudencias y la soberbia por algo que todavía no tenía lo despellejaron, porque nunca hay que olvidar que el que manda, manda, y Murillo era un gobernador que sabía ejercer el poder a plenitud.
Lejos del PRI buscó el cuarto piso pero nunca encontró el camino, en ese extraño laberinto en que el de Creta  era cosa de niños. Por edad real y no por apariencia, todo indica que está fuera de la jugada.

 

“Por poquito”

NUVIA MAYORGA Y FERNANDO MOCTEZUMA: Nuvia pudo ser, parecía tener todos los astros alineados a su favor, pero al final triunfó Omar Fayad, quien encabeza un gobierno muy bueno. La priista tuvo una oportunidad y pudo ser, pero no fue y todo indica que no se repetirá esa alineación planetaria. En el Senado hace buen trabajo.
Por otra parte, Fernando Moctezuma fue un invento del exgobernador Olvera para pelearle a Omar la candidatura, pero con poquísimas posibilidades. Moctezuma es un buen hombre, pero la candidatura y la gubernatura siempre estuvieron fuera de su alcance y representó más una jugada grilla que una real opción política.

 

La eterna peleadora

Carolina VIGGIANO: Si llega a ser la secretaria general del PRI nacional puede pelear la candidatura, pero obtener la victoria ya es otra cosa; sin embargo, no debemos perderla de vista porque es una peleadora por naturaleza.

 

Siendo realistas...

La conclusión de este análisis puede ser: todos estos personajes fueron importantes para la vida política del estado, pero ya vieron pasar a la diosa  fortuna y no se detuvo en su casa. Y la diosa fortuna, es bien sabido, nunca vuelve.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon