Migrantes oaxaqueños

El cambio social y cultural, a lo largo de tres generaciones, se refleja en Oaxacalifornia: el regreso.

La directora Trisha Ziff ha ganado respeto como documentalista, gracias a interesantes trabajos como La maleta mexicana y El hombre que vio demasiado, sobre el fotógrafo recientemente fallecido Enrique Metidines; por eso, teníamos interés en ver su más reciente trabajo, Oaxacalifornia: el regreso, que se estrenó en la Cineteca Nacional.

El guion de la propia directora y de Jorge Márquez se centra en las tres generaciones de la familia Mejía.

Leo recuerda sus reticencias a irse con su padre a trabajar a Fresno, California. Él laboraba en una óptica y le iba bien; en cambio, el trabajo era muy duro en Estados Unidos, en la jardinería, la única forma de conseguir dólares para construir su casita.

Aunque pensaba regresar, poco después conoció a Mercedes, el amor de su vida, con la que se casó a los pocos meses de noviazgo y formó su familia. 

Luego de 25 años, Leo cumplió su sueño de volver a su tierra, para ver sus orígenes, con sus nietos, quienes ya no hablan español y afirman que sufrieron discriminación por su origen latino; sin embargo, dicen que no podrían decidirse por alguna de las dos nacionalidades.

Oaxacalifornia: el regreso se transforma, pues, en una reflexión acerca de la pérdida de identidad cultural, que ganó en el Festival de Cine Latino de Nueva York, y estuvo nominada a los Ariel por mejor documental y música original.

Con todo, seguimos prefiriendo las primeras cintas de la directora.

Avatar photo

Por: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,