Sociedad engañada, sociedad fracasada

CUENTO DE HADAS. ¿Acaso en 500 años de capitalismo ha dejado de haber pobreza? Es hora de quitarnos la venda de los ojos y aceptar que las mayorías mueren de hambre mientras las minorías se enriquecen día a día.

Crece la incertidumbre social a nivel internacional y se multiplican los cuestionamientos sobre el orden sistémico capitalista, que no tiene respuestas ni brinda oportunidades a la mayoría de la sociedad y, de manera asimétrica, protege los intereses de minorías que son juez y parte en el Estado y que con base en un paradigma filosófico creó desde el capitalismo un espejismo social.

Las sociedades del capitalismo han sido engañadas y han fracasado en la búsqueda de oportunidades, la venda en los ojos que presenta se engendra en el mito de la igualdad jurídica, es decir, derechos iguales para todos bajo un sistema económico que crea riqueza pero no la distribuye, sino que la concentra para los sectores que manejan la producción, el comercio y las finanzas, sectores que encontraron en el Estado un instrumento de su reproducción.

Lo mismo sucede en la educación, en la cultura, en la ciencia, en el arte, en el deporte, en la tecnología: se reproduce el control de los sectores dominantes, minorías parasitarias en realidad, que en la quimera de la competencia y el trabajo crearon espejismos, estereotipos y alienaciones para crear el sueño hipnótico de la prosperidad y el progreso.

En más de 500 años de capitalismo, ¿ha dejado de existir la pobreza y los pobres se han reducido en cada país? ¿Acaso es la mayor parte de la población mundial la que vive en la opulencia y detenta la propiedad privada? ¿La riqueza de los sectores opulentos es producto de la inteligencia y la pobreza es producto de seres humanos flojos e idiotas?

¿Se han preguntado por qué las constituciones protegen la propiedad privada y la mayor parte de la población en cada país no es dueña de una vivienda? , de igual forma: ¿por qué políticos ignorantes y retrógradas dirigen gobiernos y los científicos, intelectuales y profesionales no lo suelen hacer? ¿También se han preguntado por qué en países como México, que no enfrenta guerras, los cuerpos de la policía y el ejército, muchos de ellos sin mayores estudios, ganan más dinero que un profesor urbano o rural que tiene la responsabilidad de educar a grupos de niños y formar ciudadanos?

Los mitos se multiplican, pero las sociedades engañadas son sociedades fracasadas, dominadas y sumidas ante el poder de minorías que las utilizan, que las explotan y viven en la jauja, mientras los que trabajan reciben migajas, represión y violencia jurídica y política, para preservar la vida de esas minorías que viven el cuento de hadas.

En la seguridad jurídica de la desigualdad se engaña y roba, se burla y abusa, pero la sociedad engañada y fracasada no se quita la venda, le teme al conflicto y se conforma con las migajas; son, en definitiva, sociedades de la quimera que quincena tras quincena viven con salarios miserablesmientras que las minorías juegan golf, toman champaña y comen caviar, visten a la moda, su moda, hablan el lenguaje, su lenguaje, viajan por el mundo y hablan de la paz, su paz, les da asco la pobreza y hablan en nombre de los pobres, odian la diversidad cultural pero hablan de ella como su patrimonio.

Somos ciegos porque la venda la prodigamos al aceptar este sistema que nos tiene en la miseria, lo mismo económica que sanitaria, lo mismo educativa que cultural, mientras nosotros comemos mierda sin chistar.

Consultoría Política y lectura espiritual del Tarot:[email protected]

Citas 7711004765

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon