Sospechoso el pedo

NUEVO AÑO, ¿NUEVA REFORMA? Como si no fuera suficiente el desmadre que trae el Gobierno de México, ahora maneja la posibilidad de reformar el Sistema Penal, y de ser realidad los rumores, cualquiera de nosotros podría ser criminalizado nomás por no dejar cabos sueltos. Advertidos estamos.

Nos despertamos con la mañanera y la declaración de López Obrador sobre una reforma al Sistema Penal, que es poco menos que un enjambre de incertidumbre filtrado, pero todavía, al estilo del Monje Loco, “nadie sabe, nadie supo”.

Sospechoso y macabro hallazgo en las redes sociales, los periódicos formales y los de chismes, las revistas políticas y los espacios televisivos y los de youtuber, en fin, en toda la parafernalia de la política farándula y de la farándula política, donde las palabras de la mañanera eran contundentes: “Se va a hacer una reforma al Sistema Penal”, cosa que apuntaba a nuevos caminos, escabrosos, difíciles de creer y aceptar, pero pletóricos de especulaciones; todo mundo preguntaba, ¿a quién se quieren chingar?

Así las cosas, las especulaciones iban con fuerza en tres sentidos:

  1. Se terminó la presunción de inocencia, así que cuidado con el mazo del Estado, porque a cualquiera le van a poner en la madre, pues hasta por sospechoso te pueden llevar al botellín.
  2. Fin a los juicios orales,por lo que a la búsqueda de la verdad histórica de un juicio oral videograbado se la llevó la mierda.

III. Bienvenido el arraigo, donde a cualquier fulano, zutano y mengano que resulte sospechoso se le puede detener y mantener incomunicado, cuestión cabrona de resultar cierta.

Recuerden el chiste de la expolicía judicial que señalaba que a cualquiera lo hacían confesar y que inventaron a un burro que en plena tortura le decían: ¡confiesa que eres un conejo!, el burro se negaba, pero después de 35 minutos de putearlo a madrazos, tambo de agua, tehuacanazos y corriente, salió de los separos y replicaba: “¡soy un conejo, soy un conejo, soy un conejo!”.

Aunque nada ha pasado y las aguas que se agitaron desde la mañanera son como muchas otras, no todas, especulaciones de timón que poco a poco nos hemos ido acostumbrando, el pedo con esto es que la mañanera es análoga al cuento de “Pedrito y el lobo”, cuando viene la de verdad, nadie se lo espera, para muestra basta un botón: Rosario Robles.

Sospechoso el pedo, ¿qué habrá de pasar con el Sistema Penal?

Consultoría Política y lectura de Tarot: [email protected]

Citas: 7711004765

 

Autor: Carlos Barra Moulain

Carlos Barra Moulain es Dr. en Filosofía Política, su ciudad natal es Santiago de Chile, encuentra en el horizonte social su mejor encuentro con la historia y hace de las calles el espacio de interacción humana que le permite elevar su conciencia pensando que la conciencia nos ha sido legada por los otros.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon