Talentosa generación

Cinco peloteros fueron seleccionados para ingresar al recinto de los inmortales.

Luego de dos años de suspensión del acceso al Salón de la Fama, debido a la pandemia, una de las generaciones más completas de la Liga Mexicana ingresó en el recinto de los inmortales.

Los cinco peloteros seleccionados poseen todos los méritos para estar en el Salón de la Fama y conforman una de las mejores generaciones de todos los tiempos.

El oaxaqueño Vinicio Castilla jugó poco tiempo en la Liga Mexicana, con los Saraperos de Saltillo. Se convirtió en el mexicano con más cuadrangulares en las Grandes Ligas, con 320, y mil 105 carreras producidas, obteniendo el título respectivo en 2004.

Matías Carrillo es considerado como uno de los peloteros más completos de la historia. El sinaloense jugó 22 años en la Liga Mexicana, 20 de ellos con los Tigres, participando en 2 mil 110 juegos, con 2 mil 541 hits, 330 jonrones y mil 554 carreras impulsadas.

Como muestra de su versatilidad, Carrillo obtuvo el título de jonrones, con 38, y producidas, con 125, en 1993, además de ser líder de robos en 1984, con 30. Tuvo una corta estancia en las Grandes Ligas, con Florida y Milwaukee. 

Como mánager, Matías Carrillo obtuvo un título, en 2011, con los Tigres de Quintana Roo, y el año pasado fue designado el manejador del año en la Liga del Pacífico.

Considerado por muchos como el mejor short stop de los tiempos modernos, José Luis Sandoval jugó 22 de sus 23 temporadas con los Diablos Rojos del México.

El Borrego bateó 250 cuadrangulares, con 415 dobletes, mostrando un poder inusual para un parador en corto; pero es el guante por el que es mayormente recordado, con más dobles jugadas para un short stop, con mil 731 y con 128 en el 2000. 

Isidro Márquez es el líder de rescates en la liga, con 301.

El apodado Doctor Suspenso jugó 22 años en seis diferentes equipos, con 97 ganados, 78 perdidos y 3.44 en carreras limpias. Terminó como bombero del año en 2005. Tuvo una breve estancia en Grandes Ligas, con los Medias Blancas, con una derrota.

Eduardo Jiménez es el cuarto mejor jonronero de la Liga Mexicana, en la que jugó 21 temporadas, en ocho equipos, con 351 cuadrangulares, obteniendo .301 de porcentaje, con 1,285 producidas. Fue líder jonronero en el 2000, con 45, con los Saraperos de Saltillo.

Avatar photo

Por: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , ,