Tanque de oxígeno a Tula; anuncia AMLO más de 2 mil millones de pesos

Parte de lo prometido por el presidente de la República consiste en un nuevo hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social en Tula para sustituir el que se inundó.

Tras dos meses de ocurrido el desbordamiento del Río Tula que dejó a varios municipios con decenas de daños e importantes pérdidas materiales, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), finalmente realizó ayer una visita a la demarcación más damnificada y tras una explicación de cifras por parte de su gabinete y el del estado, acordó que serán destinados más de 2 mil millones de pesos para varias acciones.

 

Habrá nuevo hospital IMSS

Parte de lo prometido consiste en un nuevo hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ya que su director nacional Zoé Robledo explicó que con base en consultas internacionales se sugirió que fuera reemplazado el actual que se inundó el 6 de septiembre y donde murieron 16 personas; para lo cual señaló que un notario donará 1.5 hectáreas contiguas a donde se ubica otro nosocomio, sin embargo, estimó que para que haya una ampliación óptima de servicios serían necesarias tres hectáreas.

Ante ello, AMLO cuestionó el origen del predio y tras saber que era de una fuente privada dijo que se buscara a la persona para tratar de conseguir más espacio y al aseverar que ya inicien los trabajos comprometió al funcionario para que el nuevo complejo clínico quede terminado en un año y medio, es decir, hasta mayo de 2023; no obstante, al pedir que si ayudaban las fuerzas castrenses se avanzaría más, el mandatario acotó que no era posible pero aun así urgió celeridad.

 

Van 509 millones de pesos para carreteras

Por otra parte, pero ahora con la intervención del titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se citó que hubo daños a la red carretea de nueve municipios, y aunque dijo que hubo una respuesta rápida de interconexión explicó que serían necesarios 509 millones de pesos para subsanar otras afectaciones por la inundación como en carpeta asfáltica, muros y en 27 puentes; para ello, recordó que ya había sido conformado un esquema de repartición federación-estado.

En dicho esquema, el gobierno de Hidalgo aportaría 261 millones y la nación el resto; aunque el mandatario estatal Omar Fayad Meneses hizo un paréntesis para aclarar que eran 535 millones por 74 afectaciones; AMLO prosiguió e igualmente llamó a acelerar el convenio de ministración combinada; aunque la secretaria de Finanzas, Jessica Blancas Hidalgo, tomó la palabra para recordar que desde 2019 se sufren recortes en el Ramo 33 y que por ello sería imposible dar la parte del estado.

No obstante, el Ejecutivo federal volvió a conversar y al proponer de forma final que sea una distribución 75 por ciento la federación y lo demás Hidalgo, es decir, ahora deberá poner de las arcas aproximadamente 127.25 millones de pesos, pidió que sea realizada una priorización del gasto estatal para ver cuánta podría ser la participación en los 509 millones de pesos para reparar las vialidades necesarias.

 

Coincide presidente con rectificación de río

En otro tema pero dentro de los 2 mil millones de pesos anunciados para Tula de Allende, el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Martínez Santoyo, explicó que la inundación se debió a la poca capacidad del Río Tula, ya que el día del desastre corrieron cerca de 500 milímetros cúbicos de líquido y en algunos puntos se pueden manejar solo 250, “no se tenía la capacidad y se inundó”, expresó, al considerar necesario para los presentes una obra vital.

Tal es la rectificación a todo el afluente, que serán aproximadamente 19.2 kilómetros de trazo, y con lo que, dijo, se subiría el manejo hídrico a 593 metros por segundo; en ese sentido, recordó que cuando fue construido el Túnel Emisor Oriente (TEO) estaba contemplada dicha acción, pero citó que tras conflictos con ambientalistas fue suspendida: “Sí es necesaria, pero se necesita dinero”, expresó el titular. Por su parte, AMLO llamó a que sean hechos todos los estudios pertinentes. Costaría cerca de 2 mil 470 millones de pesos.

 

Otros puntos

Respecto a otros puntos acordados en la reunión, fue que sería incluida la vivienda tal como fue atendida tras el huracán Grace; así como entregar enseres domésticos mediante el Ejercito; dar continuidad al plan de fortalecimiento a la población a través del IMSS-Bienestar; a lo anterior AMLO dijo que debe empezarse ya y programó una próxima reunión “antes de las elecciones para que no sea difícil”, y se fijó febrero para un nuevo encuentro con las mismas autoridades.

 

Aclara inconformidad de los 10 mil pesos

Asimismo, AMLO hizo referencia al apoyo de 10 mil pesos que fue dado desde ayer a algunos damnificados y expuso que si bien no es mucho podrá paliar las necesidades de la población; asimismo, al decir que atenderá sin demagogia asentó que incluso en Hidalgo sus viejos gobernantes han robado y cometido injusticias, pero acotó que no debe planearse una única solución desde lo federal: “No se deslinda, pero se hace conforme a las posibilidades”.

 

Considera tintes políticos en protesta

Por otra parte, en cuanto a las manifestaciones a su llegada, el presidente de México considero que fueron partidistas y politiqueras en función de los comicios que se avecinan para 2022: renovación de seis gubernaturas, por lo que llamó a no caer en esas prácticas y que haya honestidad. Asimismo, retomó su comentario anterior y aseveró que hay demandas y deudas históricas pero el saqueo y robo de antes impidieron hacerlo y resaltó que esas acciones fueron más evidentes con la inundación.

Por último en sus intervenciones, contrastó que los más de 2 mil millones de pesos para Hidalgo en materia de la inundación ningún gobierno lo hará: “Más otro destinado (recurso) y ahora llega de forma directa y así sí alcanza el presupuesto”, expresó. En contraste, tras los anuncios realizados, a la salida de AMLO los gritos de exigencia se convirtieron en aplausos y hurras, posteriormente, la concentración de personas a las afueras de la sede se dispersó sin mayor problema.

 

El recuento de daños

Respecto al recuento de daños, el gobierno de Hidalgo precisó que son: 74 afectaciones carretas, 250 reconstrucciones en el sector vial y urbano, 13 sistemas de agua, drenaje y plantas inutilizables, 14 escuelas, cuatro hospitales, cinco bibliotecas, un centro cultural, dos monumentos arqueológicos y mil 376 viviendas que dan una sumatoria de 4 mil 277 millones de pesos.

 

Fayad Meneses pide inclusión de sectores

En su mensaje, el mandatario hidalguense Omar Fayad Meneses pidió contemplar a otros sectores y municipios que no figuran en los lineamientos del plan de rescate: comercial, turístico, artesanal, asistencia social y primario con 388 millones de pesos, “no están en ningún rubro”, expresó; sin embargo, si bien AMLO dijo no querer comprometerse más coincidió en que debe haber apoyos también.

El Ejecutivo estatal entregó a Andrés Manuel López Obrador un oficio conformado por todos los ediles afectados y del que resaltó fue hecho en orden, mismo que surgió tras la vista presidencial a Acaxochitlán a la que no fueron convocados otros gobiernos municipales. Asimismo, Fayad Meneses consideró que los 10 mil pesos de ayuda dados desde ayer son razonables: “Se da en todos lados eso”.

No obstante, resaltó que aun así fungiría como vocero para expresar que no eran las mismas aguas que las de Grace a las de Tula de Allende; finalmente, explicó que Hidalgo siempre ha dado agua a la capital nacional y además alberga empresas contaminantes, por lo que asentó la necesidad de programas de los que, dijo, no quiere que sean “de un día para otro, pero si no se hace nada seguirán los problemas”, como un rescate ecológico.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon