Ya están los Concejos

A marchas forzadas -y con cierto retraso-, el Congreso de Hidalgo integró los Concejos Municipales, que están en funciones desde el 5 de septiembre.

Los Concejos Municipales, figura que prevé la ley y que la mayoría de los hidalguenses no conocíamos, hoy en día encabezan el mando en cada uno de los 84 municipios de la entidad. Asumieron esta responsabilidad desde el 5 de septiembre, aunque en por lo menos 12 municipios ese mismo día el Congreso no había decidido a los integrantes, lo cual se tradujo en que por varias horas estuvieron sin autoridad alguna, toda vez que las salientes concluyeron oficialmente su periodo un día antes.

La integración de estos concejos (con “c”, porque nos referimos a un cuerpo colegiado) despertó  todo tipo de comentarios a favor y en contra, más de los segundos que de los primeros, lo cual resulta absolutamente normal cuando se trata de dar a conocer los nombres de candidatos a  cualquier cargo, con todo y que en este caso lo concejales nunca fueron candidatos y, en consecuencia, no sometidos a una elección.

Habrá que reconocer que casi todos los nombres se conservaron con la mayor discreción entre quienes tuvieron la tarea de proponer y después elegir, es decir, el Congreso local. No obstante, está claro que el Ejecutivo estatal no fue ajeno a este proceso, lo cual parece de lo más lógico como primera autoridad que es.

No cuesta mucho entender que, para designar a los concejales, se tomaron en cuenta elementos como saber qué partido gobernaba en cada municipio, la importancia de éste, así como a qué partido pertenecen los diputados federales y locales de cada distrito. Habrá que pensar que en gran parte aquí estuvo el jaloneo tanto al interior del Congreso como en las negociaciones con la gente del edificio de la Plaza Juárez, fundamentalmente con Simón Vargas.

Está el ejemplo de Tula, en donde prevalece el perfil de militantes de izquierda en los integrantes del concejo; se entiende que Morena “llevó mano” a la hora de elegir al cuerpo colegiado que relevó al cabildo encabezado por Gadoth Tapia. Esto se nota de inmediato, con todo y que el gobierno saliente era de mayoría tricolor.

Para ninguno de los concejales de toda la entidad la tarea será sencilla; salvo en los casos en donde a los precandidatos a las alcaldías les dieron como premio de consolación un espacio en estos cuerpos colegiados, la gran mayoría seguro ni siquiera pensaba que hoy serían las autoridades en su municipio.

Bien que mal, el gobierno del estado ya resolvió el tema en las 84 alcaldías, pero es urgente que el Poder Legislativo trabaje en perfeccionar los mecanismos para elegir a los concejales. Claro, la propia Constitución local lo contempla en el capítulo del Gobierno Municipal, artículo 126: “En  caso de falta absoluta de Ayuntamiento, si conforme a esta Constitución y a la ley no procede que entren en funciones los suplentes ni que se celebren nuevas elecciones, el Congreso del Estado designará entre los vecinos al Concejo Municipal que concluirá el periodo respectivo. En caso de falta absoluta del Ayuntamiento en el primer año, el Congreso designará un Concejo Municipal interino (…)”.

En concordancia, la Ley Orgánica Municipal (LOM) para el Estado de  Hidalgo, en su artículo 34, establece lo respectivo y ya en forma más precisa indica cómo se debe integrar el Consejo: un presidente, un vocal ejecutivo, o dos dependiendo del número de habitantes, que harán las veces de síndicos, y el número de vocales de acuerdo también a la población del municipio que se trate.

Decíamos renglones arriba que la “falta de uso” de esta figura trae consigo varios escenarios que nos pueden confundir. Por ejemplo, aunque la ley no lo señala de manera clara, habrá que deducir que si el concejo entra en funciones al principio y en lugar del nuevo gobierno (porque no hubo elecciones, como ahora), será un concejo interino. Y si es sólo para terminar un periodo de gobierno municipal, será concejo sustituto.

Hay quien asegura que los concejos interinos, como los de ahora, no tienen las facultades plenas que las leyes le otorgan a un presidente y a su equipo, y podrían tener razón por el hecho, por ejemplo, de que no fueron electos por la ciudadanía, pero no encontramos una limitante en este sentido y entonces habrá que aplicar aquí lo que en materia legal se maneja: “Lo que no está  prohibido, está permitido”.

Al insistir en las facultades del presidente municipal, éstas son muy amplias y expresamente señaladas en la LOM, que en el capítulo 5, “De las facultades y obligaciones de los ayuntamientos”, en su artículo 56 con sus tres facciones, le da (al ayuntamiento) todas las facultades  que “les conceda la Constitución federal, la local y las leyes que de ellas emanen”.

Es un hecho que la pandemia de covid-19 puso a trabajar tiempo extra a nuestros diputados para resolver -aunque no a tiempo- el complicado tema de los 84 concejos municipales. Parecida suerte del Instituto Estatal Electoral con el registro de las planillas, pues llegada la fecha fatal (4 de septiembre, para arrancar campañas el 5), no estuvieron las cosas listas para que todos arrancaran campaña.

Pero habrá que ser benévolos con diputados y con el órgano electoral local, demos un voto de confianza a unos y otros. Es una época complicada para Hidalgo porque, además de los concejos y las campañas, padecemos la peligrosa pandemia. Nos falta la jornada electoral, luego seguramente las impugnaciones.

Ojalá que el 15 de diciembre, cuando asuman el cargo las autoridades que elegiremos el 18 de octubre, todo haya quedado superado y en Hidalgo podamos respirar aires tranquilos.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero… Entre nos. 

Autor: José Guadalupe Rodríguez Cruz

*Egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y Diplomado por el Instituto de Administración Pública de Querétaro y por la Universidad Iberoamericana en Políticas Públicas. *Regidor Municipal en Tula, Secretario Municipal de Tula, Diputado local en la LVII y LIX Legislaturas en el estado de Hidalgo y Presidente Municipal Constitucional de Tula 2000-2003. *Autor del libro “Desde el Congreso Hidalguense” y coautor del libro “Tula... su Historia” *Director y fundador del periódico bisemanario “Nueva Imagen de Hidalgo”, que desde 1988 se pública en Tula, Hgo.



ARCHIVADO EN:
, , ,



Right Menu Icon