Alcalde de Tula asegura que en quema de colchones hubo dolo

Durante el cabildo una regidora pidió a la contraloría municipal investigue quienes autorizaron la compra.

Durante la Vigésima Novena Sesión Ordinaria del Ayuntamiento de Tula, el edil Manuel Hernández Badillo aseguró que hay quienes lucran políticamente con los damnificados de las inundaciones del 6 y 7 de septiembre, luego que una regidora planteara que se investigue qué área municipal autorizó la compra de colchones de mala calidad, que fueron quemados la semana pasada.

 

El perredista dijo que hay personas que apuestan que le vaya mal a Tula y a la administración, pues en esta acción (el incendio de colchones) hubo dolo, pues pasaron 5 meses y justo en una coyuntura electoral surgió el tema, pues “a nadie se le hubiera ocurrido destapar un colchón”.

 

El perredista dijo que se debe investigar y profundizar en el tema de la adquisición, pues el precio del colchón individual fue de 850 más el impuesto, pero se hicieron afirmaciones que su costo fue mayor, para desprestigiar al ayuntamiento.

 

Hernández Badillo mencionó que su administración decidió comprar colchones, ya que, tras la inundación en sus recorridos, los afectados les pedían (a él y a los regidores), colchones y estufas, por lo que optaron por comprar los primeros a un empresario de Tula y a otros negocios.

 

Aseguró que estos dos millones de pesos se entregaron en dinero y especie. “Es un tema lastimoso y ver cómo se desvirtúan las cosas, nosotros hemos sido los más empáticos con los damnificados“, agregó.

 

Minutos antes, la regidora Araceli Rivera Díaz informó a la asamblea edilicia que solicitó a  la contraloría municipal investigue qué área o servidores públicos autorizaron la adquisición de los colchones que fueron quemados por los damnificados por estar hechos con materiales reciclados de mala calidad.

 

En asuntos generales, la regidora recordó que el Cabildo autorizó 2 millones 200 pesos para apoyo a damnificados por las inundaciones del 6 y 7 de septiembre, sin embargo, el que determino en qué y cómo se les haría llegar a los afectados fue el presidente municipal, Manuel Hernández Badillo, ya que era su facultad.

 

“Quiero aprovechar este espacio para decir que nosotros como ayuntamiento cumplimos en su momento y desgraciadamente la acción que nosotros autorizamos recayó en un mal y debo de decirlo así con todas sus letras, un mal empresario que abusando tal vez de la necesidad de las familias, les hizo llegar productos de mala calidad”, agregó la regidora.

 

Rivera Díaz informó que existe una demanda en la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) que inició la sindica jurídica, asimismo, que pidió a la contraloría municipal en uso de sus facultades para que se realice una investigación correspondiente a las áreas que fueron las encargadas de la adquisición y el pago de los colchones, para que se esclarezca y se deslinden responsabilidades.

 

“No todos podemos ir en el mismo barco y que se nos señale como corruptos y mezquinos”, agregó la regidora.

 

En la sesión también se discutió, por casi dos horas, sobre las propuestas de contratos de los artistas que actuarán el Feria Patronal de Tula 2022, pues síndicos y regidores cuestionaron que se destinaran 3 millones 725 mil 350 pesos, y de estos un millón 350 mil pesos, para el grupo Matute, cuando existen otras prioridades. La propuesta fue regresada a la Comisión de Ferias y Celebraciones.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon