Antes no

El comportamiento de los votos sobre la ILE resulta intrigante, pues el año pasado, frente a la misma propuesta de ley, los miembros de la bancada de Morena que ahora votaron a favor, tenían una firme postura en contra de la iniciativa.

¿Por qué ahora sí y antes no? Esa es la pregunta que ronda alrededor de la reciente aprobación para la interrupción legal del embarazo (ILE) en nuestro estado. 

La semana pasada, Hidalgo se convirtió en la tercera entidad en el país en aprobar una ley de este tipo. Si bien la lucha organizada de mujeres y la presión que lograron ejercer sobre la opinión pública han resultado de gran importancia, no fueron definitorias al momento de la votación en el Congreso.  

Fueron 16 votos los que marcaron la diferencia (y los mínimos necesarios para la aprobación de la ley). Sin embargo, el comportamiento de los votos resulta intrigante, pues el año pasado, frente a la misma propuesta de ley, los miembros de la bancada de Morena que ahora votaron a favor, tenían una firme postura en contra de la iniciativa. 

Es sabido que este grupo de poder tiene interesantes alianzas con la máxima casa de estudios del estado, cuya principal figura atraviesa por un proceso legal por el uso indebido de recursos para la universidad. ¿Por qué este año los miembros de la bancada de Morena votaron a favor de la ILE? ¿Qué obtienen de esto? Dejo las preguntas sobre la mesa, pues si bien es un hecho que debe celebrarse, es lamentable pensar que este tipo de decisiones sean un juego de poder y no una clara manifestación por la defensa de los derechos de las mujeres. 

Todo es político, es una de las máximas de la lucha feminista, y es verdad. Y en lo político hay juegos y estructuras que saben disfrazar muy bien los intereses particulares de los partidos y los grupos de poder. 

Hay muchas preguntas detrás de la dinámica del voto al respecto de la ILE, pero lo que ha de celebrarse es el triunfo de la civilidad y el respeto por los derechos de las mujeres en Hidalgo. 


ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,