El pecado de Alito

El dirigente nacional del PRI tiene varios adversarios, uno de ellos, Andrés Manuel López Obrador, con quien comenzaron las desavenencias cuando Alejandro Moreno no le cumplió el voto a favor de los diputados federales priistas en el tema de la fracasada reforma eléctrica.

Parece que la historia de Alejandro Moreno, en los dos frentes más relevantes que tiene en contra, todavía tiene mucho por delante. Sin duda, el presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) puede tener otros adversarios que ha “cultivado” a lo largo de su carrera política, pero los importantes son el gobierno federal y la clase política más notable de su partido.

Al parecer, las desavenencias del exgobernador comenzaron cuando no le cumplió a Andrés Manuel López Obrador el voto a favor de los diputados federales priistas en el tema de la fracasada reforma eléctrica. No hay que olvidar que hace apenas pocos meses la cercanía de Moreno con López era tanta que le crearon un juego de palabras: por un tiempo, Alito se convirtió en Amlito.

En una historia que obviamente no tenemos forma de probar, se antoja que Alito, acostumbrado a negociar en la política y de todo sacar provecho político y económico, se dejó apapachar por AMLO, que incluso en su momento no vio con malos ojos el interés de aquel por buscar la presidencia del CEN del PRI; ya como tal se notaba como un alfil más del presidente y llegó el tema de la reforma eléctrica, no se cumplieron los acuerdos  que pudieron incluir la gubernatura de Hidalgo y he aquí las consecuencias.

Y es que, cuando Alito y Moreira –líder del tricolor en San Lázaro- llevaron al seno de la fracción priista de diputados la iniciativa presidencial para cambiar la historia del sector eléctrico, estos les respondieron con un no rotundo. Entonces, sin tener claro qué hacer, Moreira y Moreno no pudieron entregar buenas cuentas y la revancha de AMLO hasta hoy sigue sin terminar; esa sed de venganza alcanzó a Carolina Viggiano, ya candidata al gobierno de Hidalgo.

Suena lógico pensar que la propia candidatura de Caro entró en el paquete de acuerdos entre el PRI nacional y López, pues más allá de los incuestionables méritos de la diputada federal y también secretaria general del PRI nacional -o sea, segunda de a bordo de Alito-, ante el disgusto de Omar Fayad en una historia que habrá que contar aparte, las circunstancias y los tiempos permitieron poner en la mesa el futuro de Hidalgo.

Otra de las consecuencias del rompimiento AMLO-Amlito fue la intromisión desde la mañanera del presidente para golpear sin piedad a Viggiano en cuatro o cinco ocasiones. Sin piedad y sin razón porque en una ocasión se burló de una de las propuestas de campaña de Caro: construir el tren de Pachuca a la terminal área de Santa Lucía. ¿Y por qué sin razón? Porque como aquí mismo lo documentamos hace dos o tres entregas, ese proyecto el gobierno federal ya lo había manejado como posibilidad. Entonces, ¿por qué la burla cuando lo propuso Carolina?

A consecuencia de ese distanciamiento desde Palacio Nacional, la orden fue que no podía ganar Viggiano por su cercanía con Alito. Creemos que este tema de las elecciones en asunto concluido, pero solo recuerden el apoyo humano y económico para la campaña de Morena. ¡Ni en los mejores tiempos del PRI!

Y decíamos que la batalla no ha terminado porque Layda Sansores, el relevo del propio Alito en Campeche, sigue exhibiendo videos y audios, obtenidos por supuesto de forma ilegal, de temas diversos del actuar de su paisano. Es días recientes dijo tener material íntimo muy comprometedor de varias mujeres (diputadas) priistas. De vergüenza lo de esta gobernadora. No sé qué opinen de ella sus gobernados, pero su actitud ya raya en la demencia.

El otro frente de Alito es contra la (ex) clase dorada del PRI. Varios expresidentes del CEN del tricolor se sentaron con él para pedirle su renuncia a raíz de los pésimos resultados obtenidos en los más recientes procesos de elección para gobernador. Alejandro Moreno matizó sus respuestas, aunque a final de cuentas les ofreció no irse antes del fin de su mandato, por allá de los últimos meses de 2023.

Miguel Osorio Chong ha abierto las hostilidades contra el todavía líder priista. No son pocas las razones que esgrime el exgobernador de Hidalgo y hoy líder de la bancada priista en el Senado. ¿Qué le hizo a MAO salir de la comodidad de su escaño para debatir con el líder de su partido? Hay quien dice que después de tres años muy calladito por aquello de los pendientes que pudo haber dejado en su paso como secretario de Gobernación y ante un AMLO que arremete contra todo lo que no se mueve en el sentido que él quiere, lo mejor era no moverse. Pero Miguel ya se movió.

Ante la insistencia de los expresidentes de otra reunión para reafirmar en su postura de que ya se vaya, Alito los convocó al próximo consejo político de su partido y ahí en “asuntos generales” escucharlos. Ni más ni menos. Sin olvidar la carta que publicaron 16 exgobernadores priistas para igualmente pedir su dimisión al cargo de dirigente nacional del tricolor.

Y bueno, mientras todo esto ocurre, él lejos de amilanarse, se fue a Europa para denunciar ante organismos internacionales la persecución de que es objeto a manos del gobierno federal, quien por cierto la noche del viernes pasado, en forma indebida, publicó en redes una nota -que a los pocos minutos bajó- para informar que la Fiscalía General de la República ya investiga a Alito por cinco probables delitos.

No sabemos en qué termine este otro frente abierto contra Alejandro Moreno, ¿pero desde cuándo el Ejecutivo le hace los boletines a la supuestamente autónoma Fiscalía General de la República? Ver para creer, en otro tema que también nos sonroja de vergüenza ajena.

Pero bueno, lo interesante ahora será saber el futuro de Alejandro Moreno Cárdenas, y sobre todo el futuro del PRI.

Por hoy es todo, nos leemos en la próxima entrega, pero… Entre nos.

Autor: José Guadalupe Rodríguez Cruz

*Egresado de la UNAM como licenciado en Derecho y Diplomado por el Instituto de Administración Pública de Querétaro y por la Universidad Iberoamericana en Políticas Públicas. *Regidor Municipal en Tula, Secretario Municipal de Tula, Diputado local en la LVII y LIX Legislaturas en el estado de Hidalgo y Presidente Municipal Constitucional de Tula 2000-2003. *Autor del libro “Desde el Congreso Hidalguense” y coautor del libro “Tula... su Historia” *Director y fundador del periódico bisemanario “Nueva Imagen de Hidalgo”, que desde 1988 se pública en Tula, Hgo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , , , ,



Right Menu Icon