Esta guerra apenas comienza

BUSCÁNDOLE TRES PIES AL GATO. Los enviados del Grupo Universidad están haciendo circo, maroma y teatro para intentar exhibir a los funcionarios del gabinete de Omar Fayad, pero del primer intento no sacaron nada más que mostrar su debilidad y pobreza política.
La garza lleva dos derrotas en esta guerra de comparecencias de funcionarios del gobernador, Omar Fayad.
José Luis Romo, titular de Políticas Públicas, resultó mucha pieza ante los retos que pretendieron presentar los alados en su intención de confrontarlo con el extitular de esa dependencia y luego buscar descalificar su trabajo por acciones que asesores del Grupo Universidad les mandaban a preguntar. Romo fue mucho secretario para los mensajeros del amo garza y con argumentos basados en hechos los hizo pedazos.
Y luego vino el lamentable espectáculo de Ricardo Baptista, que para darle entrada a los cuestionamientos del patrón, rompió el acuerdo de la comparecencia y permitió que intervinieran diputados del Grupo Universidad que ni en la sesión habían estado para, según sus asesores, exhibir al secretario y con él al gobernador. Llegaron de prisa, corriendo para cumplir con su encargo, pero los cacharon y María Luisa Pérez Perusquía y Julio Valera, junto con Asael Hernández (que los trae fintos) los exhibieron como abusivos y le exigieron a Baptista hacer cumplir lo acordado para la comparecencia y no permitir que se convirtiera en “tianguis y circo“. El que -se supone- ya va de salida como presidente de la Junta de Gobierno del Congreso, alegando pretextos, les concedió intervenir para no quedar mal con su amo.
Ante la necedad de Baptista, su desprecio por los acuerdos y la evidente intervención de un grupo grillo en las actividades del Poder Legislativo, cuatro integrantes de la Junta (que por lo mismo hacen mayoría) abandonaron la sala de la sesión y se rompió con el quórum, de tal manera que, de continuar con la comparecencia, se lesionaba la legalidad, por lo que Baptista se vio obligado a dar por terminados los trabajos.
Es importante señalar que no dijo “se interrumpe la sesión”, sino “damos por terminada esta comparecencia”. Y se fueron los fusileros garzas con la cola entre las patas.
Quedó claro que Romo los superó en todo: conocimientos, actitud y tolerancia. Y a lo mejor, sin querer, provocaron la irrupción en la política estatal de una figura que tiene todo para batallas futuras.
Ya menos agresivos, los diputados recibieron, en comisión presidida por María Luisa Pérez Perusquía, a Benjamín Rico, titular de Medio Ambiente, que con la propuesta de una Secretaría del Agua y un nuevo bosque, les ganó la partida por un manejo mediático de diez.

LO QUE SIGUE

Lo fuerte ahora pueden ser las comparecencias de Simón Vargas, Jessica Blancas y los titulares de Educación y Obras Públicas, sin descuidar Agricultura. La garza va a atacar con todo, pero quien pierde primero, pierde dos veces. Además de que, para su mala suerte, éste es un gobierno que tiene logros para presumir y contra los hechos no hay argumentos que valgan, por muy mala leche que se tenga.

 

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , , ,



Right Menu Icon