Golpe demoledor al Grupo Universidad

Garza corrupta y huachicolera.
El golpe fue seco, demoledor, en contra del Grupo Universidad, en contra de Gerardo Sosa, con un nuevo congelamiento de las cuentas de la casa de estudios en seis bancos por tres razones que lo deben tener preocupado. Y es que, de acuerdo a lo que escribió Santiago Nieto, de Inteligencia Financiera de Hacienda, se trata de posibleCORRUPCIÓN, CONFLICTO DE INTERÉS y VENTA DE HIDROCARBUROS (¿huachicoleo?), con lo que, dada la historia y agenda de lo que ha venido sucediendo, Sosa parece tener las horas contadas como propietario de la casa de estudios y por lo mismo, todos sus seguidores deben estar con la angustia de saber cómo seguirá todo este enredo en que el Gobierno de la República, AMLO para ponerle nombre y apellido, va con todo contra los caciques en las universidades y los abusos del dinero, como parece es el caso de la UAEH.


NO ES CONTRA LA UAEH


Mañosamente, el elegante rector Adolfo Pontigo quiso hacer parecer la decisión del congelamiento bancario como una agresión a la Universidad con consecuencias en lo académico y administrativo ponderadas hasta la exageración y con el discurso de siemprede sus grandes avances y, según él, un manejo ejemplar del dinero. Además, subrayó los efectos para maestros y trabajadores, que llegarían a ser un atentado y hasta convertirse en una crisis humanitaria.
Pontigo calificó la medida como ilegal y como un exceso y atentatoria contra el prestigio de la casa de estudios y de su autonomía. Faltaba más.
Lo que nunca dijo el rector (por cierto, si Sosa es el responsable del manejo del dinero por el marco legal de la Universidad, ¿no debió ser él quien diera la cara?) fueron las causas para esta medida ni quién la ejecutó, pero ya entrada la noche Santiago Nieto, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de Hacienda, dijo que “se bloquearon cuentas a personas vinculadas a una Universidad POR ACTIVIDADES PRESUNTAMENTE ILÍCITAS DE CORRUPCIÓN, INCLUIDOS CASOS DE CONFLICTO DE INTERÉS y VENTA DE HIDROCARBUROS”, es decir, por la presunción de corrupción, huachicoleo y conflicto de interés.
Sin embargo, se advierte que si hay cuentas que tengan que ver con el pago de nómina, o sea salarios, serán desincorporadas de la lista. Así que, tranquilos, se les pagará su salario a quienes tienen derecho a cobrar, con lo que se desactiva la intención de levantar a maestros y estudiantes contra esta acción de justicia intentada por el elegante rector, perola mano de la ley parece tener acorralado a Sosa y su gente, sin que valgan gritos y sombrerazos.

Las presunciones son de verdad preocupantes porque se habla con todas sus letras de corrupción, conflicto de interés y venta de hidrocarburos, que en lenguaje claro es huachicoleo, el cual ya supone otros delitos y acciones que se pagan caro, porque llevar a la Universidad al negocio negro de las gasolinas son, sin duda, otras palabras.
Con razón no descongelan las cuentas de la UAEH en el extranjero y ahora le sueltan otro mandarriazo con las locales, dejando claro que nada es contra la casa de estudios y que las nóminas no están en peligro, como sí lo está el Grupo Universidad, que parece vivir sus últimos tiempos de poder.
Habrá que ver la conducta de sus seguidorespor los beneficios que pueden perder y las acciones de sus diputados. A lo mejor lo vuelven a invitar al Congreso para otro espectáculo como el de la otra vez.

Autor: Adalberto Peralta Sánchez

Nací el 11 de mayo de 1946 en un pueblito que tiene una laguna con patos y un parque con bancas con el nombre grabado del donante. Una de esas bancas tiene el nombre de mi padre. Estudié Filosofía y ejerzo el periodismo desde hace varios años. Colaborar con mi hijo en EFFETÁ me llena de orgullo. Trataré de hacerlo bien.



ARCHIVADO EN:
, , , , , , ,



Right Menu Icon