Los coaches de tercera

El Cachorro Vega, el Polvorita Sánchez y el Chito García son algunos de los jugadores legendarios.

Otro puesto al que no se le ha dado mucha importancia es al coach de tercera. Antiguamente, el mánager lo ocupaba; desde ahí, mandaba señales a los bateadores y enviaba a los corredores a la goma.

Con la especialización, el puesto se le confió casi siempre a un jugador veterano. Su ojo avisor debía saber a la perfección si enviaba al corredor al pentágono, en un elevado de sacrificio, tomando en cuenta la distancia y la potencia del brazo del jardinero.

Los coaches que recuerdo fueron grandes peloteros, a los que no se les dio mucha oportunidad como manejadores. Me refiero a Abelardo Vega, el llamado Cachorro, toda una institución de los Diablos Rojos, que tenía que soportar los saludos poco amistosos de la porra rival.

Otro coach al que recuerdo, pero con los Tigres, es a Gerardo Sánchez. El Polvorita, el Caballo de hierro mexicano, hacía un buen trabajo desde la esquina caliente, sobre todo después de la fractura que sufrió al final de su carrera.

De la vieja guardia hay que recordar al Molinero Montes de Oca y a mánagers controvertidos como Benjamín el Cananea Reyes o José Luis Chito García.

En la actualidad, se trata de un puesto cotizado y el coach de tercera es considerado la mano derecha del mánager.

Autor: Jorge Carrasco V.

Egresado de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Periodista activo desde 1981 en diversos medios. Especialista en temas internacionales, deportes y espectáculos. Autor de biografías sobre Pedro Infante y Joaquín Pardavé de Editorial Tomo.


ARCHIVADO EN:
, , , , , , , , ,



Right Menu Icon